Ganemos Chiclana ve sexismo en los nombramientos a una ‘Virgen’

El día 7 de Octubre se constituyó  el Consejo Municipal de las Mujeres, órgano de participación que pone a su disposición la administración local. En esta sesión, José María Román, hizo un alarde de buenas intenciones manifestando que éste era un periodo donde se iba a dar el protagonismo al tejido asociativo, dotando de herramientas y reforzando su papel participativo.

En ese mismo acto, la Delegada de Mujer, Josefa Vela, propuso a todas las entidades del Consejo la redacción de una moción, para presentarla conjuntamente con todos los partidos políticos, al Pleno Municipal. Todos los partidos presentes votaron a favor.

En el desarrollo de la sesión se aprueba la incorporación de un texto que se promueve desde la Asociación Kódigo Malva en el que literalmente se planteaba que “El Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera se compromete a no realizar ni apoyar acciones que perpetúen los estereotipos machistas y roles de género. Los símbolos son importantes porque crean modelos y referentes, como por ejemplo la elección de la Chiclanera Mayor y su corte o la recién creada comisión para nombrar a la patrona de Chiclana, la virgen de Los Remedios, alcaldesa perpetua de la localidad.” Este texto íntegro también fue respaldado con el voto favorable de la inmensa mayoría de las entidades que integran el Consejo.

El mandato fue claro y contundente. La Delegada de Mujer se veía obligada a presentar en el Pleno de Octubre esa moción con el apoyo manifiesto de todo el Consejo Municipal de las Mujeres. Sin embargo, no se presentó esta moción conjunta y mucho menos con el texto explícito anterior, por lo que se dio la espalda a la demanda del Consejo y se catapultó al vacío los fines de ese órgano de participación, convirtiéndolo de un plumazo, en un instrumento de poder estéril. Román y Josefa Vela, mienten con los hechos. Se ha actuado en contra de la voluntad de las mujeres y del propio Consejo Municipal. La primera en la frente.

Adrián Sánchez, Concejal de Ganemos, pregunta “¿En qué lugar ha dejado Román al Consejo de las Mujeres y a la propia Delegación de la Mujer? ¿Qué credibilidad puede tener a partir de ahora las propuestas que se adopten en el Consejo? ¿Participarán en el futuro inmediato las asociaciones de mujeres en próximas convocatorias para ser ninguneadas y  ser víctimas del hazmerreir del Gobierno municipal?”

EL PSOE de Chiclana y el Gobierno municipal ha desoído a los colectivos feministas y ha desautorizado a sus propias representantes, que votaron a favor. Román ha exhibido así un compartimiento público machista y patriarcal. Han utilizado la defensa de los derechos de las mujeres como marketing para campañas electorales, y cuando tienen la oportunidad de poner en marcha políticas reales y dirigirse a la raíz de los problemas, dan la espalda a las decisiones de las mujeres.

La violencia de género no solo es el asesinato de las mujeres, no solo es el manotazo, no solo  son las agresiones verbales, también la violencia se ejerce desde el poder político. La violencia contra las mujeres  tiene causas estructurales y su reconocimiento será fundamental para determinar las soluciones a implementar.

La base es profunda: el mundo y la sociedad están basados en la desigualdad, existe un déficit democrático importante. Se trata de un fenómeno de violencia estructural aplicable en aquellas situaciones en las que se produce un daño en la satisfacción de las necesidades humanas como la identidad o libertad, como resultado de los procesos de estratificación social, es decir, sin necesidad de formas de violencia directa.

Adrián Sánchez, Concejal de Ganemos, refiere que “desde el poder político se ejerce también violencia, aunque sea estructural, cuando ante un colectivo específico (en este caso el de mujeres) se ignoran sus decisiones, opiniones o propuestas, máxime cuando es por mayoría”.

El hecho de que la imagen del cuerpo de la mujer como simple objeto  que se sigue proyectando desde la administración pública, junto con declaraciones y comportamientos claramente atentatorios y denigrantes hacia la mujer, hacen todavía más difícil la solución a la problemática de la violencia machista. Claros ejemplos son la elección de la chiclanera mayor y el futuro nombramiento de la Virgen de Los Remedios como alcaldesa perpetua de Chiclana, en el que se  mandan unos mensajes sexistas de gran calado, que promueven y suscitan implícita y claramente la violencia machista y la desigualdad.

Y por último, Adrián Sánchez refiere que “frente a los recortes en presupuestos y políticas públicas que se vienen dando, exigimos que se refuercen  los recursos económicos y humanos destinados al desarrollo de políticas de igualdad activas, integrales y participativas en nuestro municipio. Me temo que una vez más, será política de gestos que se pervierten con actitudes totalitarias como las ocurridas frente a las demandas de todos los colectivos feministas del Consejo Local de las Mujeres”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...