Ganan fieles al catolicismo La Luz del Mundo y Los Mormones

La Luz del Mundo nació en Guadalajara y se extendió a todo el planeta

La Luz del Mundo y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, Los Mormones, ganan terreno y fieles al catolicismo, y se colocan como las de mayor crecimiento en los últimos 10 años en Jalisco.
La investigadora del Centro de Estudios, Religión y Sociedad de la Universidad de Guadalajara, Lourdes Felina Vázquez Parada, indicó en entrevista con Notimex, que esto se puede percibir en la cantidad de templos que se construyen en colonias ricas y pobres de la zona metropolitana de Guadalajara.
Según la autora del libro “De Juan Pablo II a Benedicto XVI, el rumbo de la Iglesia Católica en el Tercer Milenio”, este fenómeno es una de las consecuencias de la globalización es que existe mayor comunicación entre todas las culturas del mundo.
“Por lo que a mayor información de otras creencias, de otras religiones en el occidente de México, región que durante siglos estuvo muy cerrada, también hay mayor número de fieles y practicantes de otras cultos”, dijo.
Indicó que a esto se suma que la Iglesia Católica está en un momento de crisis, y no responde a las inquietudes o cuestionamientos de los fieles católicos en América Latina.
Vázquez Parada agregó que en Jalisco la presencia de las iglesias evangélicas protestantes históricas se da desde fines del siglo XIX, “vienen los primeros creyentes de iglesias protestantes, sobre todo extranjeros que llegan a radicar al occidente de México”.
Expuso que “como creyentes ya nativos de esta región, empiezan más o menos en la década del siglo XX, a través de evangelizaciones de pastores que vienen de Estados Unidos, sobre todo miembros de iglesias evangélicas protestantes o pentecostés”.
Vázquez Parada añadió que empiezan a hacer trabajo de evangelización, de conversión en esta región y a ganar adeptos y a crecer estas instituciones religiosas.
“El fundador de la Iglesia de La Luz del Mundo, empieza en la segunda década del siglo XX su trabajo de crecimiento lento en Guadalajara, pero en los últimos años ha despuntado de manera sorprendente, y tienen ahora, según las estadísticas de ellos mismos, cinco millones de fieles en 50 países del mundo”.
Resaltó que la Luz del Mundo es una iglesia nacida en Guadalajara, que se ha exportado a todo el mundo y ha crecido de manera sorprendente, pero las estadísticas indican que la Iglesia Católica sigue siendo preponderantemente mayoritaria.
Dijo que casi 87 por ciento de la población en Jalisco está bautizada, “pero la contradicción radica en que son personas bautizadas pero no practican la religión, ni conocen la
doctrina, ni son muy asiduos en la asistencia, los sacramentos, esa es la diferencia con otras religiones”.
Indicó que “hay muchas personas que sí les interesa una práctica mucho más consciente de la religión, donde haya más estudio, una vida comunitaria más fuerte y se van a las iglesias evangélicas y pentecostales, que son las que han crecido mayormente en América Latina”.
Comentó que hay personas que fueron bautizadas en la Iglesia Católica y “tienen un proceso de conversión o de reconversión hacia este tipo de instituciones, que son comunidades pequeñas dirigidas por un pastor, donde se sigue toda la tradición evangélica, el bautizo se hace en edad adolescente o adulta y la vida comunitaria es sólida”.
“En los últimos 10 años, en el occidente de México ya hay presencia de prácticamente todas las doctrinas religiosas, esto para Jalisco es algo muy novedoso, para una región que fue muy cerrada y que está considerada como muy conservadora dentro de la línea católica”.
Enfatizó que en Jalisco está la Iglesia Católica con todas sus congregaciones religiosas y una gran cantidad de sacerdotes, “Guadalajara sigue siendo la primera formadora de sacerdotes en el mundo, no son muchos, pero sí la mayor formadora”.
La investigadora mencionó que uno de los problemas de la Iglesia Católica es la falta de vocaciones.
“Tenemos las iglesias protestantes históricas, ortodoxos, musulmanes, hinduistas, budistas, judíos, o gente que no practica ninguna religión o que practica religiones prehispánicas, por ejemplo las comunidades de huicholes”, resaltó.
Destacó que Jalisco es un campo abierto para todas las creencias y las iglesias “que quieran establecerse aquí, por supuesto también hay practicantes del taoísmo, de las religiones de oriente de China o de Corea, por ejemplo”.
La especialista manifestó que esto provoca que exista un ambiente de pluralidad y por ende más opciones para la gente que quiere vivir su religiosidad de manera diferente.
Expresó que la religiosidad popular es una cuestión que lleva su propio ritmo y en Jalisco están las romerías a los santuarios, como por ejemplo La Romería de Zapopan, que reúne a millones de fieles.
Expuso que “es una manera en que la religiosidad popular manifiesta fervor que no está ni dirigido, ni promovido, ni encauzado por la institución católica, pero que a la gente le gusta hacerlo como una forma de veneración y de acercarse a la imagen, a lo trascendente o a la idea de Dios que conciben.
Dijo que el problema está en la manera como se está manejando el discurso por parte de la jerarquía católica en torno a los Santos Cristeros Beatificados, porque en estos casos se está manejando el modelo de martirio como algo que es loable o modelo para que la sociedad lo siga.
Señaló que el discurso del martirio es dar la vida por la fe, gozosamente, en el caso de los mártires cristeros, dar la vida por la iglesia para ir directamente al cielo.
“Son exactamente los mismo argumentos que se manejan en cualquier otra religión, en particular con los grupos fundamentalistas de musulmanes, que son ahora muy cuestionados y que están proclamando la Guerra Santa”, dijo.
Agregó que los argumentos son los mismos, pero el contexto es diferente, “este no es precisamente el modelo a seguir que la sociedad está requiriendo para vivir su espiritualidad y su fe”.
Manifestó que “aunque haya muchos Santos jaliscienses y mártires cristeros en el occidente de México, ha faltado hablar de la guerra cristera de manera abierta, pero desde una perspectiva crítica, conocer qué tanto la institución católica como el estado tuvieron serios errores para que situaciones como estas no se vuelvan a repetir”.
Aseguró que los ejemplos de los Santos son una manera muy importante de remover el fervor popular hacia personas que son muy cercanas geográfica y temporalmente de una región tan católica como el occidente de México.
“Se habla mucho de que Jalisco es muy conservador y muy católico, pero yo creo que hay que entender que el catolicismo que se vive en esta región, es un catolicismo de bautizo, que no se practica de manera muy constante y de manera muy convencida por los fieles”.
Explicó que hay otras instituciones que sí están creciendo, pero porque hay una práctica muy rigurosa y asistencia a escuelas de formación bíblicas, donde se lleva una vida religiosa más consecuente.
Vázquez Parada mencionó que hay gente que se dice católica, pero con prácticas budistas o de santería, “que también están en Guadalajara”.
“También hay una mezcla de prácticas, si la gente no tiene una formación sólida que no le ha dado la institución, pues a veces le da lo mismo recurrir o ir por un camino o por otro”, resaltó.
Consideró que el problema del catolicismo es que no hay una formación sólida o consistente en cuanto a las creencias y la manera de practicar el culto.
“El Papa Benedicto XVI ha estado insistiendo mucho en que los rituales se hagan de manera seria, exacta, bajo lineamientos muy seguros, muy precisos, pero esto lo que hace también es desatender la parte de la espiritualidad popular que la gente busca por sus propios caminos como son las romerías o veneración a imágenes”, dijo.
Destacó que una de las imágenes que se vende mucho es la de Jesús Malverde, por ejemplo, “que no es santo, pero es venerado por muchas personas”.
Por último, resaltó que “en función del proyecto de estado laico en México, desde el siglo XIX, debe promoverse una actitud de respeto, de conocimiento a las diversas creencias, de respeto a los practicantes y de tolerancia, lo cual nos hará ser una sociedad más informada, madura y democrática”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...