Gallardón: «Reformar el aborto es lo más progresista que haya hecho en mi vida»

El ministro confirma el fin de la ley de plazos de 2010 y el regreso al modelo de supuestos

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha confirmado que la reforma de la ley del aborto de 2010 significará el final del modelo de plazos (la mujer puede abortar libremente hasta la semana 14 de gestación) y el regreso al sistema anterior, basado en tres supuestos de despenalización (violación, malformación o riesgo para la mujer).

La reforma de esta ley para "defender el derecho a la vida" será "lo más progresista que haya hecho nunca", declaró Gallardón en 'Los desayunos de RTVE'. En su opinión, la ley aprobada por el Gobierno socialista hace dos años "no puede suponer la desprotección de los derechos del no nacido", según la doctrina del Tribunal Constitucional de 1985. Este tribunal tiene pendiente pronunciarse sobre la nueva ley, pero el nuevo Gobierno da a entender que no esperará a conocer esa sentencia.

El ministro había anunciado una modificación de la ley que incluirá eliminar la posibilidad de que las menores entre 16 y 18 años puedan interrrumpir su embarazo sin permiso de sus padres, lo que la ley actual permite en caso de "conflicto familiar".

La Ley de Salud Sexual y Reproductiva de 2010 regula el aborto como un derecho para la mujer, que no tiene que dar una justificación en las primeras 14 semanas. Pasado ese plazo, cabe el aborto por malformación o riesgo para la mujer hasta la semana 22, considerado el límite de la viabilidad fetal. Después de esa fecha solo caben supuestos de gravedad excepcional o "incompatible con la vida" que evalúa un comité médico. La ley de 1985, que promovió el PSOE de Felipe González, establecía el aborto despenalizado por violación, malformación o riesgo para la mujer, en este último caso sin límite temporal. Más del 95% de los abortos acogidos a la ley anterior se acogían al supuesto de riesgos psíquicos. El número de abortos se mantiene estable, por encima de 110.000 al año, tras la entrada en vigor de la nueva ley.

—————————————————–

Las mujeres tendrán que volver a dar explicaciones para interrumpir su embarazo en España. El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, confirmó ayer que se reformará la actual ley de plazos —que permite abortar libremente hasta la semana 14 de gestación— para volver a un sistema de supuestos similar a la regulación de 1985, en el que las mujeres tendrán que alegar motivos para su decisión. Gallardón, sin embargo, no aclaró cuáles serán esos supuestos en los que estará permitido hacerlo. Tampoco cuál será el tiempo para ello. Hasta julio de 2010, el aborto era un delito. Las mujeres solo podían recurrir a él en casos de violación (hasta la semana 12 de gestación), malformaciones (hasta la semana 22) y riesgo para la salud física y psicológica de la mujer (sin plazo).

El PSOE y las organizaciones de mujeres criticaron ayer duramente la decisión del Gobierno, que ven como una vuelta atrás y una pérdida de derechos. Recuerdan, además, como ese sistema de supuestos provocaba que la gran mayoría de las mujeres (casi el 90%) se viera obligada a alegar riesgo para su salud psicológica para recurrir a esta intervención, una rendija que, sin embargo, las dejaba desprotegidas a ellas y a los médicos.

El Gobierno cuenta con el apoyo de UPN, su socio en Navarra. Las organizaciones contrarias al derecho al aborto —como Hazte oír o Derecho a Vivir— ven bueno el cambio aunque aspiran a una prohibición total.

“Reformar la ley del aborto es lo más progresista que he hecho en mi vida”, aseguró ayer Gallardón en una entrevista en TVE. El ministro de Justicia reiteró que la ley actual “desprotege los derechos del no nacido”, y que no tuvo en cuenta la sentencia del Tribunal Constitucional de 1985, en la que se definía que ese nasciturus era un bien jurídicamente protegido pero cuya defensa podía entrar en conflicto con los derechos de la madre, doctrina ante la que se sustentó el sistema de supuestos.

“Cuando hay derechos que están en colisión con otros en ciertos supuestos, [el aborto] no es penalmente punible”, afirmó el ministro. El legislador debe ahora, explicó, decidir cuáles son esos supuestos. El de violación habría que recuperarlo, pues desapareció con la ley de plazos.

Para Carmen Montón, la decisión del Gobierno es “un atropello”. La portavoz de Igualdad del PSOE cree que la vuelta al sistema de supuestos “elimina el derecho de las mujeres a decidir su maternidad”. Montón, que participó en la elaboración de la ley vigente, cree que terminar con el plazo de aborto libre acaba con el espíritu de la ley y aleja a España del entorno europeo.

Lucía Mazarrasa, experta de la Escuela Nacional de Sanidad y miembro del Fórum de Política Feminista, dice: “Se vuelve a poner la decisión de la mujer y su aprobación en manos de los profesionales”. Montón y Mazarras ven las palabras de Gallardón como un guiño hacia los sectores más conservadores del partido, pero encuentran una carencia en su argumentario: la falta de referencias a la planificación familiar y la contracepción. Punto en el que también incide la ginecóloga Isabel Serrano, presidenta de la Federación de Planificación Familiar Estatal, que se pregunta por las políticas del Ejecutivo para rebajar las cifras de abortos, que llevan varios años por encima de las 100.000 intervenciones al año. “Que la primera medida en relación a la salud sexual y reproductiva sea esta y no la prevención o el fomento de la educación sexual muestra que se hace por razones ideológicas. Y eso es muy preocupante”.


Gallardón sobre la reforma de la ley del aborto: "Es lo más progresista que he hecho nunca"

El ministro defiende los cambios en la norma y avanza que fijará una serie de "supuestos" y no plazos

Público, 31-01-2012

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado que reformar la ley del aborto "es lo más progresista que he hecho nunca". Además, ha adelantado que la reforma de la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo fijará una serie de "supuestos" y no de plazos, como actualmente está estipulado, en los que el aborto estará despenalizado, es decir, se permitirá sólo en una serie de circunstancias que concretará el Ejecutivo.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, Gallardón ha señalado que "en aquellos supuestos en los que el legislador entiende que por las circunstancias que se dan, que serán las que determine el legislador, no hay reproche penal, la mujer podrá interrumpir su embarazo, pero, en todo caso, tendrán que darse esas circunstancias".

Según ha señalado, "siempre el concebido y no nacido es sujeto de protección jurídica", aunque esto "no significa de ninguna de las formas que en todos los supuestos la interrupción voluntaria de embarazo vaya a suponer un reproche penal".

"Es un sistema que funciona en los grandes países occidentales y creo que es lo que el Tribunal Constitucional nos dijo que tenía que hacer el legislador", ha añadido.

Sobre este asunto, ha explicado que el PP no tiene intención de esperar a que el Alto Tribunal se pronuncie sobre el recurso de inconstitucionalidad que plantearon contra la norma porque "ya se ha pronunciado", aunque "muchas veces se obvia", y "ya ha dicho cómo se tiene que interpretar la defensa del derecho a la vida y la no penalización de determinados supuestos" de aborto.


Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...