Gallardón, de pionero en materia anticonceptiva a autor de la ley del aborto más restrictiva

El Ayuntamiento de Madrid liderado por Gallardón fue el primero en abrir un centro para jóvenes menores que proporcionaba gratuitamente la píldora postcoital

En noviembre de 2004 el Ayuntamiento de Madrid, encabezado por el entonces alcalde Alberto Ruiz Gallardón, se convirtió en el primer consistorio en España que abría un centro joven para menores de 20 años en el que se proporcionaba la píldora postcoital de forma gratuita. Una decisión que convertía al Ayuntamiento de Madrid en una administración pionera en materia anticonceptiva en España. En mayo de 2005, el Gobierno local madrileño amplió a 14 el número de centros de salud que distribuían las denominadas píldoras del día de después.

Ocho años más tarde, Gallardón, alejado ya del consistorio madrileño y convertido en ministro de Justicia, ha aprobado la ley del aborto más restrictiva de la historia de la democracia. Una reforma de la ley de interrupción del embarazo que ha supuesto al titular de Justicia soportar un aluvión de críticas de la oposición, de amplios sectores de la sociedad y de miembros destacados de su propio partido.

Una de las críticas más severas a la reforma de Gallardón proviene de la delegada del Gobierno de Madrid Cristina Cifuentes, quien ha retado al ministro de Justica a explicar el reparto de píldoras postcoitales en Madrid durante su etapa de alcalde de la capital. “Esto es algo que tendrá que explicar el señor Gallardón, porque fue él el que aplicó la medida”, declaró la delegada del Gobierno de Madrid en una entrevista en la Sexta Noche. Efectivamente, basta con hacer un ejercicio de búsqueda en las hemerotecas para comprobar que Cifuentes está en lo cierto.

Aunque las pastillas postcoitales no son un medicamento abortivo, sino un método anticonceptivo, el cambio de actitud del titular de Justicia al que apunta Cifuentes es notable. Así, el mismo que promovía el sufragio del coste de las píldoras postcoitales a menores de 21 años en 2005, es el firmante de la ley del aborto más restrictiva de la historia de la democracia.

“Vamos por el buen camino”, afirmó Pedro Calvo, el concejal de Seguridad y Servicios del Ayuntamiento de Madrid en la etapa de la alcaldía de Gallardón respecto a la ampliación del número de centros de salud que dispensarían la píldora anticonceptiva. "En cuanto a la cultura sexual, yo sólo mando sobre la mía propia. Como responsable político ofrezco un servicio, y cada uno que haga uso de él según le dicte su moralidad", decía el número tres en el Ayuntamiento de Gallardón.

Con el tiempo, Gallardón fue endureciendo las condiciones con respecto a la dispensación de las píldoras anticonceptivas. Así, en el año 2009, los centros de salud de Madrid siguieron ofreciendo la pastilla postcoital, pero bajo prescripción médica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...