Gallardón buscará soluciones a los pastores evangélicos jubilados sin pensión

El Ministerio de Justicia celebró un encuentro con los representantes de la Federación de Iglesias Evangélicas de España el pasado 19 de febrero. Entre otros asuntos tratados, se hizo énfasis en la reclamación de una pensión de jubilación para unos 150 pastores que no pudieron cotizar en la época del franquismo.

La  pasada semana  se comenzaron a dar pasos favorables en cuanto a la resolución de este asunto. El pastor Francisco Manzanas será resarcido de esta situación al cobrar un total de 47.734,42 euros por atrasos en el cobro de su pensión desde septiembre de 2007 a junio del pasado año y desde esa fecha la cantidad que le corresponde, que asciende a 763,60 euros mensuales. Aún no hay una resolución, sin embargo, que favorezca a unos 150 pastores que siguen sin recibir esta pensión.

Al respecto, el secretario ejecutivo, Mariano Blázquez, informó de que ese asunto se había presentado al Ministro pidiendo que se promulgue un Real Decreto que establezca las condiciones para una regularización de todos los casos pendientes, sin tener que pasar por los tribunales de justicia.

Según Blázquez, el Ministro se mostró receptivo y favorable a buscar una solución. El secretario general de Ferede ve en el acuerdo un gesto positivo por parte del Gobierno que podría abrir un camino para arreglar el resto de los casos. “Es verdad que el Gobierno, en principio, no está haciendo más que cumplir con una sentencia condenatoria del TEDH”, dice Blázquez, “pero ello coincide con la buena disposición que apreciamos en nuestra  reunión con el Ministro de Justicia el pasado 19 de febrero, lo que nos anima a pensar en que, a partir de este acuerdo, pueda iniciarse un proceso de regularización de los casos aún pendientes”.

IR A TRIBUNALES, LA OTRA VÍA
La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos abre un camino llano para la solución de los demás casos, sea por la vía judicial, o mediante una solución política, como se pide al Gobierno desde Ferede.

En declaraciones a Actualidad Evangélica, David Manzanas, hijo del pastor jubilado, decía que “con esta sentencia como precedente cabe esperar que el resto de los casos puedan resolverse en los tribunales ordinarios españoles”, a la vez que se muestra escéptico respecto a la voluntad de los políticos para solucionarlo mediante acuerdos.

En la misma línea se expresaba Alfredo Abad, secretario de la Iglesia Evangélica Española, a la que pertenece Manzanas. “No vemos ningún indicio concreto, por parte de la Administración ni de los partidos, que nos permita ser más optimistas que en el pasado, por lo que a nosotros respecta, estamos totalmente dispuestos a seguir llevando caso por caso a los tribunales”, afirma el secretario de la IEE.

“Resulta injusto y humillante que haya un grupo de españoles que, por una situación de clara discriminación, no puedan ni siquiera comprar sus medicinas en la condición de pensionistas”, lamentó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...