Gabilondo también debatirá sobre la elección de centros

Rajoy condiciona su apoyo al pacto por la educación a la protección de la educación concertada

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, aseguró ayer que está dispuesto a negociar también sobre la libertad de enseñanza, y "con mucho gusto", con el PP. Los conservadores condicionan ahora su apoyo al pacto educativo a que se garantice una educación pública católica a los padres que lo soliciten. Gabilondo acudió al Consejo Escolar del Estado para explicar las propuestas del Gobierno en materia educativa.

La intención del ministro sigue siendo la de limar cualquier aspereza en su búsqueda de una legislación educativa aceptada por todos, incluida la oposición: "No tenemos que centrarnos en los puntos que nos diferencian, sino en lo que es común". Gabilondo quiso matizar aun así que el problema de la libertad de enseñanza va mucho más allá de la capacidad de los progenitores de elegir la escuela de sus hijos, un aspecto en el que incide especialmente el PP, que pretende reforzar legalmente la red de centros concertados.

"El Gobierno no cuestiona la libertad de enseñanza porque es un derecho constitucional e irrenunciable, pero no hay que reducirla sólo a la elección de centro escolar, porque es algo más amplio", aseguró Gabilondo, informa EP.

Antes de la reunión del ministro de Educación con el Consejo Escolar del Estado, el líder del PP, Mariano Rajoy, había criticado, en una entrevista en Telecinco, que en la propuesta del Ejecutivo faltaran algunos de los pilares básicos para su partido, entre los que incluyó "la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos y la afirmación clara del régimen de conciertos".

Rajoy advirtió además que de no incluirse estos puntos vitales para su formación, el pacto serviría únicamente "para hacerse una foto", lo que, a su entender, "no tiene sentido".

El ministro comparecerá en la Comisión de Educación del Congreso el 4 de febrero para explicar a los parlamentarios el borrador del pacto. Uno de los motivos principales de esta comparecencia es la inquietud de los grupos minoritarios de la Cámara de quedar marginados en un pacto que cocinen a dos bandas PSOE y PP.

Críticas de los laicos

La disposición de Gabilondo a negociar sobre la libertad de enseñanza recibió el aplauso de los padres católicos y el rechazo de las organizaciones laicas, que temen que ese debate se convierta en una "reafirmación de la confesionalidad del sistema educativo". Según la organización Europa Laica, situar bajo la misma concepción en la organización de la enseñanza a los "centros de titularidad pública y los centros privados con ideario religioso, con la coartada de que se financian con fondos públicos, constituye un fuerte ataque al modelo universal de escuela pública y laica".

Frente a esta idea, el secretario general de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), José Manuel Martínez, se felicitó por la "voluntad de diálogo" manifestada por Gabilondo, aunque no negó que le hubiera gustado que el texto del Gobierno hubiera entrado más a fondo en el asunto de la "elección de centros".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...