Francisco, ¿por qué la libertad de conciencia siempre ha enojado a la jerarquía católica?

El pontífice argentino ha pedido públicamente que se garantice la protección jurídica del embrión y ha saludado, en persona y específicamente, al movimiento católico Marcha por la Vida, una de las muchas plataformas de activistas que condenan el aborto. ¿Ha empezado, pues, el Papa Francisco a quitarse la careta respecto al aborto?

Y las bodas gais y la eutanasia
No, porque nunca había postulado su aceptación legal. Desde que fue elegido Papa, este jesuita ha procurado eludir o pasar de puntillas en torno a una cuestión tan polémica como ésa. Tampoco se ha pronunciado siendo Papa sobre los matrimonios gays y sobre la eutanasia. Pero Francisco, en su larga carrera sacerdotal, según es sabido, jamás se ha mostrado partidario de tales bodas ni partidario de la eutanasia. Y menos aún de las leyes que permiten el aborto.

Los dolores de cabeza de Rajoy
Una observación significativa acerca del nuevo Papa conviene no silenciarla. Francisco ha sido extraordinariamente cuidadoso, hasta el día de hoy, en su opinión acerca del aborto, que tantos dolores de cabeza, por cierto, le promueven al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. La batalla interna en el PP, entre los favorables a la legislación actual y los que pretenden frenarla y hasta borrarla, no es una anécdota. Refleja que estamos frente a un problema de calado para unos y otros.

Recurso jesuítico
Es decir, Francisco tiende a confirmarnos que él, por razones obvias, practica a veces el llamado recurso jesuítico , una fórmula que para algunos es nociva e incluso hipócrita. En su reflexión no había formalmente ningún dogma inamovible ni tampoco discursos retóricos denominando asesinas a las mujeres que defienden las leyes abortistas y asesinos a los promotores políticos y médicos del aborto.

El fondo de la cuestión continúa en pie
Sin embargo, el fondo de la cuestión continúa en pie. Ni abortos, ni matrimonios homosexuales, ni eutanasia. O sea, la cúpula eclesiástica sigue exigiendo a hombres y mujeres que su conciencia la pongan al servicio de las teorías de obispos, cardenales y papas. Jorge Mario Bergoglio comienza a defraudar a cuantos respiraron, con una cierta alegría, cuando un tal Francisco llegó a Papa.

Aplaudido por apoyar a los pobres
Fue predicando contra la pobreza por todas partes y anunciando que la Iglesia católica tenía también que ser pobre. Y decía que era prioritario ayudar sobre todo a los pobres. Muy bien está, y fue aplaudido por ello, que se preocupe del hambre y la miseria en el mundo. Pero muchos creyeron que además Francisco sería más flexible en asuntos como los enumerados.

Este Papa bondadoso
La libertad de conciencia siempre ha enojado a la jerarquía católica. Y este Papa bondadoso es un conservador moderado, pero no un progresista. ¿Por qué, Francisco, los católicos y clérigos progresistas están, de hecho, marginados por los monseñores? ¿No fue Jesús de Nazaret un progresista en su época y lo pagó en la cruz?

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...