Francisco en Tierra Santa

El papa Francisco realiza este fin de semana un viaje “estrictamente religioso” a Tierra Santa. Visitará Jordania, Palestina e Israel entre el sábado y el lunes. Estos son algunos de los “gestos” que hará durante la visita.

– En Jordania ha rechazado la invitación a una cena de gala en el palacio real.
– Se reunirá con refugiados sirios y palestinos. Jordania es el país que acoge a más refugiados sirios y palestinos.
– Viajará en helicóptero desde Jordania a Belén, y no entrará en Palestina a través de Israel, como hicieron Juan Pablo II y Benedicto XVI. Es un gesto que ha satisfecho a los palestinos y ha disgustado a los israelíes.
– Visitará el campo de refugiados palestinos de Dheishe, en Belén, pero no entrará propiamente en el campo sino que asistirá a un encuentro con refugiados en un centro cultural que se ha decorado con diez grandes fotografías murales que ilustran las penalidades de los refugiados.
– Las medidas de seguridad en Belén serán significativas. Solamente podrán asistir a la misa que se oficiará en la plaza del Pesebre las personas que hayan obtenido una entrada especial. La capacidad de la plaza se estima entre ocho y nueve mil personas.
– El papa es consciente de que el número de cristianos en Palestina ha menguado sensiblemente en los últimos años a causa de la situación política, social y económica derivada principalmente de la ocupación.
– Desde Belén viajará al aeropuerto de Tel Aviv en helicóptero. Los israelíes habrían preferido recibirlo en Jerusalén, pero la diplomacia vaticana ha rechazado esta posibilidad.
– Desde Tel Aviv sí que viajará en helicóptero a Jerusalén.
– Israel desplegará 8.000 agentes para blindar la presencia del papa en Jerusalén. Las autoridades han puesto bajo arresto domiciliario a un puñado de judíos radicales por temor a que atenten contra Francisco o causen alborotos.
– La misa que oficiará en el Cenáculo, donde según la tradición tuvo lugar la última cena, ha suscitado numerosas críticas entre judíos radicales y no tan radicales.
– El papa ha insistido en que no quiere desplazarse en coches de lujo.
– Francisco visitará la tumba de Theodor Herzl, considerado el fundador del sionismo.
– El papa viaja acompañado de un rabino judío y un imán musulmán de Buenos Aires.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...