Francis Collins dice que no mezclará la ciencia con la religión

El nuevo director de los Institutos Nacionales de Salud de EE UU propone que las farmacéuticas paguen por la investigación pública

En su primer día en el cargo, Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, la mayor institución científica del mundo por recursos, se mostró preocupado por el presupuesto de los próximos años y aseguró que no mezclará la religión con la ciencia.

Collins dijo que ha dimitido de su puesto en la Fundación BioLogos, para estudiar la fe y la ciencia, que él mismo creó. "Mis intereses personales no interferirán en las decisiones que tenga que tomar como director de los NIH", dijo a los periodistas el pasado lunes.

El organismo que dirige Collins no ha visto aumentado su presupuesto en los últimos tres años, después de una etapa de gran crecimiento de fondos. "Los investigadores están desmoralizados, las buenas ideas no llegan a ninguna parte y Estados Unidos está perdiendo el liderazgo en investigación médica", aseguró. Sin embargo, el programa Estímulo del presidente Obama ha significado 10.400 millones de dólares (7.300 millones de euros) más para los NIH en 2009 y 2010 para gastar los cuales se han recibido 22.000 propuestas de financiación. Lo que preocupa a Collins, que dirigió antes el Instituto para el Genoma Humano de los NIH, es lo que pasará después. El presupuesto de este año es de 30.600 millones de dólares (21.500 millones de euros), similar al Producto Interior Bruto de Kenia.

El científico tiene un proyecto que le seduce y que querría desarrollar en el organismo que dirige, un estudio de prospectiva sobre medio millón de personas que seguiría todos los aspectos de su salud a lo largo de una década para determinar las causas de las enfermedades. "Creo que si no empezamos un estudio de este tipo en los próximos 10 años nos arrepentiremos", dijo.También lanzó la idea de que las empresas farmacéuticas paguen derechos por la investigación realizada con fondos públicos de la que se aprovechan. Los NIH y los 325.000 investigadores que financia realizan gran parte de la investigación que lleva al desarrollo de medicamentos, de los que luego se benefician las empresas privadas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...