Francia reforzará la enseñanza del laicismo en las escuelas el próximo curso

El objetivo es combatir comportamientos como la solidaridad con los terroristas que atentaron en París. Avanzó que, a partir del curso próximo, habrá nuevos contenidos de laicismo en los programas escolares dentro de la enseñanza moral y cívica y también se impartirá una enseñanza laica sobre el fenómeno religioso.

El Gobierno francés reforzará a partir del curso próximo la enseñanza de los principios del laicismo en las escuelas, para combatir comportamientos como la solidaridad con los terroristas que atentaron en París constatada en al menos 200 centros educativos.

«Hay que volver a las bases de nuestra República laica«, subrayó la ministra de Educación, Najat Vallaud Belkacem, de origen marroquí, al presentar a la prensa un primer paquete de medidas, que tendrán más concreción la semana próxima.

Se trata de transmitir «una capacidad de argumentación, una cultura de la razón y del juicio», pero también de «luchar contra las teorías del complot y de la conspiración que rodean a los alumnos», dijo la ministra, que hizo consultas con seis de sus predecesores en el ministerio.

Avanzó que, a partir del curso próximo, habrá nuevos contenidos de laicismo en los programas escolares dentro de la enseñanza moral y cívica y también se impartirá una enseñanza laica sobre el fenómeno religioso.

Se ofrecerá una «formación continua de los enseñantes» en estas materias para que sepan reaccionar ante alumnos que cuestionen los principios laicos y habrá «un apoyo operativo para los equipos en dificultades», agregó.

«El laicismo nos protege. Es un concepto complejo que hay que explicar a los jóvenes y por eso no podemos contentarnos con un curso teórico» sino que hay que «practicarlo en el día a día con los alumnos», argumentó.

Vallaud Belkacem aseguró que «ningún incidente quedará sin seguimiento», en relación con los varios cientos que se han sucedido en centros escolares de todo el país en los homenajes a las víctimas y, muy particularmente, durante el minuto de silencio que se guardó el jueves de la semana pasada.

Añadió que los casos más graves se han puesto en conocimiento de la Justicia para que estudie si hay que abrir procedimientos.

Un ejemplo fue un colegio en un barrio conflictivo de Dreux (norte), donde alrededor de 60 alumnos boicotearon la ceremonia de recuerdo de las víctimas de los terroristas, mientras otros 50 la perturbaban.

Algunos insistían en que la revista satírica «Charlie Hebdo», que fue objeto de un atentado el pasado día 7 en el que doce personas fueron asesinadas, «había insultado al profeta» con la publicación de caricaturas de Mahoma.

La ministra de Educación subrayó al respecto: «la incitación al odio es un delito. Por el contrario, el delito de blasfemia no existe en Francia«.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...