Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Francia quiere prohibir las injerencias extranjeras a través de las escuelas

El Gobierno francés presentó este lunes una enmienda parlamentaria para prohibir la apertura de escuelas financiadas desde el exterior del país que puedan suponer injerencias extranjeras, en un caso referido a una organización islámica vinculada a Turquía.

La enmienda se presentó ante el Senado, donde se está estudiando el proyecto de ley sobre la defensa de los principios republicanos, como la laicidad del Estado, que ya aprobó la Asamblea Nacional.

El objetivo del Gobierno es “luchar contra las injerencias extranjeras a través de la apertura de escuelas y sin concierto educativo”, explicó el ministro del interior, Gérald Darmanin, en un comunicado.

Darmanin agregó que la enmienda establece que el prefecto (delegado del Gobierno en cada departamento de Francia) podrá oponerse a la apertura de un centro escolar “por motivos relativos a las relaciones internacionales o la defensa de la soberanía” nacional.

“Esta herramienta legislativa permitirá oponerse a la apertura de escuelas como la de Albertville por Mîllî Görüs”, añadió el ministro.

Este anuncio llega después de la polémica generada en los últimos días por el proyecto de construcción de una escuela musulmana en la ciudad de Albertville (sureste) por la asociación de origen turco Mîllî Görüs, que ha rechazado firmar la carta de valores de la República Francesa, como sí han hecho otras organizaciones musulmanas del país para mostrar su aceptación de los principios nacionales de democracia y laicismo.

El alcalde de Albertville, Frédéric Burnier Framboret, había manifestado en los últimos días su impotencia ya que la justicia le obligaba a permitir la construcción y apertura de la escuela musulmana, a pesar de la oposición del Ayuntamiento.

Burnier declaró hoy que esa escuela tendrá 400 plazas de alumnos que no podrían tener “una educación libre y laica” debido a que está previsto que el centro no tenga concierto educativo con el Estado.

Mîllî Görüs está detrás de otra gran polémica que ha afectado a Francia en las últimas semanas: la ayuda económica del Ayuntamiento de Estrasburgo (este) para la construcción de la que sería -según el proyecto- la mayor mezquita de Europa.

El presidente Emmanuel Macron denunció a finales de marzo los intentos de injerencia de Turquía en la política francesa y su convencimiento de que habría más en las elecciones presidenciales del año próximo.

Más de 300 mezquitas francesas están controladas por la comunidad francoturca, que tiene unos 800.000 miembros, y en algunas de ellas ondea la bandera de Turquía, país que también envía -y paga- a imanes que trabajan en Francia.

El presidente de Millî Görüs Francia, Fatih Sarikir, aseguró hoy en unas declaraciones televisivas que su organización ya opera en “varias escuelas privadas sin concierto”, centros que son sometidos a inspecciones regulares por inspectores de varios organismos oficiales sin ningún problema.

Sarikir aseguró que no tienen “ningún problema” con la enmienda anunciada por el Gobierno francés, porque su organización no se dedica a la política.

Total
5
Shares
Artículos relacionados
Total
5
Share