Francia: Macron defiende «la libertad de blasfemar» en el arranque del juicio de Charlie Hebdo

«En nuestro país desde el inicio de la Tercera República (…) hay en Francia una libertad de blasfemar que está ligada a la libertad de conciencia.» (Presidente de Francia)

Catorce personas serán juzgadas por presuntamente haber brindado ayuda logística a los tres terroristas que mataron a 17 personas en tres ataques: la masacre en la revista, la toma de rehenes en un supermercado y el asesinato de una policía

El juicio de los atentados de enero de 2015 arrancó hoy en el Palacio de Justicia de París bajo fuertes medidas de seguridad, cinco años después de que tres yihadistas mataran a 17 personas en tres ataques: la masacre en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo, la toma de rehenes en un supermercado kosher de París y el asesinato de una policía en Montrouge.

Catorce personas serán juzgadas a partir de hoy y hasta el próximo 10 de noviembre – tres de ellas en ausencia- por presuntamente haber brindado ayuda logística, financiera y material, en mayor o menor grado, a los hermanos Cherif y Saïd Kouachi y a Amédy Coulibaly para cometer los atentados. Los tres terroristas fueron abatidos por la policía tras los ataques. Los acusados se enfrentan a penas entre 10 años y cadena perpetua, dependiendo de su nivel de implicación en los atentados.

Diez de los acusados se encuentran actualmente en prisión preventiva y uno en libertad pero bajo control judicial. Tres de los acusados – Hayat Boumedienne, la viuda de Coulibaly, y los hermanos Mohamed y Mehdi Belhoucine – están todavía en busca y captura. La viuda del terrorista fue vista en primavera en Siria, mientras que los hermanos Belhoucine estarían muertos, según varias fuentes.

En total serán 49 días de audiencias, en las que participarán 94 abogados, 144 testigos y 14 expertos. Hay 200 partes constituídas como acusación particular y 90 medios nacionales e internacionales acreditados para seguir este juicio, considerado histórico por la prensa francesa.

Este juicio será el primero sobre delitos de terrorismo que será íntegramente filmado en Francia. El proceso no será retransmitido en directo por televisión o por internet, sino que la grabación pasará a formar parte de los archivos de la justicia. Las imágenes serán accesibles al público en 50 años.

Debido a la crisis sanitaria del Covid-19, el uso de la mascarilla es obligatorio en la sala donde tiene lugar el juicio, según recordó al inicio de la audiencia Régis de Jorna, presidente del tribunal penal especial formado por cinco magistrados de carrera.

«En nuestro país desde el inicio de la Tercera República (…) hay en Francia una libertad de blasfemar que está ligada a la libertad de conciencia. Y desde donde yo estoy, estoy ahí para proteger esas libertades», dijo Macron, quien recordó que existe también «el deber de no tener un discurso de odio y de respetar«. Pero para el presidente francés «una caricatura no es un discurso de odio».

Los atentados de enero de 2015 fueron el punto de partida de una oleada de ataques yihadistas en Francia. El 7 de enero de 2015, los hermanos Kouachi asesinaron a 11 personas en la redacción de Charlie Hebdo y a un policía en las calles de París. Entre los muertos, los caricaturistas Cabu, Charb, Honoré, Tignous y Wolinski.

«¡Hemos vengado al profeta Mahoma! ¡Hemos matado a Charlie Hebdo!», proclamaron en la calle los yihadistas. Era su venganza por haber publicado en 2006 las caricaturas de Mahoma. Tras los atentados, el eslogan «Je suis Charlie» (Soy Charlie) recorrió el mundo en solidaridad con las víctimas de Charlie Hebdo y en defensa de la libertad de expresión.

El 8 de enero, Coulibaly, cómplice de los hermanos Kouachi, mató en Montrouge (afueras de París) a la policía municipal Clarissa Jean-Philippe. El 9 de enero, Coulibaly tomó rehenes en el supermercado kosher Hyper Cacher. Tres clientes y un empleado murieron en este ataque antisemita.

Los tres terroristas responsables de los atentados están muertos. Coulibaly fue abatido el 9 de enero por la policía en el supermercado y los hermanos Kouachi ese mismo día en una imprenta en la que se habían atrincherado tras la matanza de Charlie Hebdo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...