Francia, islamizada voluntariamente. ¿Por mala conciencia? Las respuestas del Argelino Boualem Sansal

« Estoy asustado por la evolución fulminante del islamismo europeo en menos de 10 años » (Boualem Sansal, escritor argelino)

Extractos de la entrevistas paraLe Vif:

Sobre el islamismo moderado

No, no creo en eso. El islamismo moderado depende de la estrategia. Los islamistas se resituan como los partidos de la extrema derecha que, en un momento dado, juegan la carta de la moderación para ampliar su base social y alcanzar el poder. Cuando sobrevendrán las dificultades, el islamista moderado no pactará con el demócrata en detrimento del islamista radical. Irá hacia el islamista radical. […]

El fracaso del islamismo en Argelia

El fracaso es visible sin serlo. Ellos no reconocen el fracaso. Nosotros, vemos bien que el islamismo, mismo a dosis microscópica, destruye un país.

La familia

Con relación a la primera medicación socialista, el islamismo tiene esta particularidad de destruir las familias. En nuestros países, la familia es hyperimportante porque es la célula de base. En el ser humano, cuando algo destruye la célula, es el cáncer, las metástasis, y la muerte asegurada.

Sobre la islamización de los suburbios franceses

No tengo ninguna competencia para hablar del Corán y del mensaje coránico. Pero el Islam que es enseñado desde unos cincuenta años por las instituciones, por las escuelas coránicas, es un Islam radical. Esta enseñanza conlleva en él los gérmenes del islamismo. No puede producir hombres de paz y de tolerancia. En el Islam sunita, no hay clero. Es todo el drama del mundo musulmán. Hace falta que, en los países musulmanes, comenzamos a enseñar otro Islam. No podemos ser optimistas.

Sobre las rebeliones árabes

Soy pesimista… La única sociedad organizada es hoy por hoy el ejército. La conclusión se impone: nuevas dictaduras bajo una fachada aceptable, una gestión de la sociedad por los servicios de contraespionaje y el clientelismo, títeres para crear la ilusión democrática.

Sobre el silencio culpable de las élites árabes

Tal una casta destacada, quedan ausentes del debate público, en lugar de ser sus actores. Cuando se está confrontado con una cuestión tan amenazadora para la sociedad como la islamización, debemos comportarnos militando. Escribir no es suficiente para hacer avanzar las cosas. Lo que me llama la atención, es que este silencio ha existido de siempre, cualesquiera que sean los temas que atraviesaron el conjunto de las sociedades (el divorcio, la homosexualidad o la crisis económica). Es propio a la misma estructura de la sociedad arabo-musulmana, dictatorial o feudal.

No nombrar a los islamistas equivale a protegerlos

He visto islamistas llegar bajo mis ventanas. En pocos años, ha destruido familias, una cultura, una economía y vidas, difundiéndose por todas partes. No podemos quedar indiferentes frente a este fenómeno que corre peligro de llegar también a su casa. En lugar de comportarse en militantes, la gente mira la tele sin rechistar. Vea François Hollande que nunca mencionó al enemigo en el momento de su visita a Mali. ¡No nombrar a los islamistas equivale a protegerlos!

Cual distinción entre Islam e islamismo

El islamismo nació del Islam por medio un deslizamiento progresivo. ¿Dónde comienza el primero? En la voluntad agresiva de dominación y en la de querer imponer una ideología al número más grande de los demás. Es alimentada por ciertos musulmanes radicales, pero el Islam raramente fue tranquilo. Predicando el proselitismo, se impuso a menudo por la espada y las armas.

¿Por qué este regreso a lo religioso, como lo había predicho Malraux?

Antes, nos volvíamos hacia el esoterismo, ahora es el Islam cuya velocidad de propagación es prodigiosa. Los países musulmanes no tienen mucha elección. Apretados, no tienen en absoluto acceso a la modernidad. Más aun cuando algunos de ellos estiman haber conocido siglos de humillación con la colonización occidental. El deseo de volver a un Islam conquistador explica el éxito de los Hermanos musulmanes, que quieren « lavar la afrenta ». Una venganza movilizadora, decuplicada por la obligación de difundir la palabra de Dios y de convertir un máximo de gente.

Sobre la islamización de Europa

La regresión de Occidente es particularmente propicia a eso. Los europeos no creen más en el futuro de Europa, que no tiene ni ejército, ni diplomacia y se muestra incapaz de coordinar la gestión de la crisis económica. Los que aspiran a la dominación mundial están bien, gracias al petróleo o gracias al crecimiento a dos cifras. ¡Entonces tanto sacar provecho del debilitamiento para acabar con la bestia! Estoy asustado por la evolución fulminante del islamismo europeo en menos de diez años. Cuando estamos cansados, cogemos todas las enfermedades… Otra causa: la crisis de identidad. No sólo la identidad europea no emerge, sino que además agrieta el sistema existente. Los que no son de esta cultura, no pueden y no quieren más integrarse. Además, los “países de origen” hacen todo para contrabalancear una integración acertada. Temen que si las comunidades magrebíes se afrancesan o se belgagisan, "pervertirán" su cultura. Es lo que explica la telaraña que constituye la innumerable abertura de mezquitas, de curso de árabe o de locales de La Asociación de los Argelinos en Europa. Las comunidades inmigradas son instrumentalizadas, y los gobiernos participan a este doble juego, que consiste en reclutar a imanes mientras que estos países se proclaman laicos. ¿El resultado? Los jóvenes ya no se sienten ni belgas, ni franceses o alemanes, bien que esta tercera generación haya nacido en Europa. ¡Qué fracaso!

Sobre la responsabilidad de los gobiernos europeos

Representan un peligro porque, a fuerza de ir de compromiso en compromiso, van de comprometimiento en comprometimiento. Este cinismo los empuja a aliarse con cualquiera, como Kadhafi recibido por el Elíseo a cambio de contratos miríficos. Los países árabes encarnan un gran mercado, con el cual no habría que enfadarse. Ídem para la " Primavera árabe ", percibida por los observadores occidentales como un movimiento revolucionario, mientras que se trata de una cólera espontánea, en seguida recuperada por los islamistas. Cegados, los políticos prefieren preconizar " una estabilidad " de la región, con el fin de continuar los negocios.

Topos, infiltración y estrategia para islamizar Europa

Tanto en Europa como en los países árabes, existen unos medios financieros y de organización colosales para difundir las ideas islamistas (la distribución de ejemplares gratuitos del Corán por ejemplo). Arabia Saudita, Qatar, Irán y ricos mecenas americanos o franceses contribuyen ampliamente a eso. Ofrecen así becas para formar a ingenieros y atomistas, con el fin de sentar su poder. Contrariamente a Obama, estos países no tienen limitación de dinero. Los islamistas son fuertes en numerosos dominios: la gestión de las finanzas internacionales, el mundo politico-económico, el comercio halal, los movimientos sociales, las obras supuestamente caritativas (una de las fuerzas de los Hermanos musulmanes) o los medios de comunicación. ¡ Bravo, lo infiltraron todo! Mismo Internet y los medios de comunicación, como Al-Jazeera, que no vacila en corromper a ministros, intelectuales y periodistas para predicar el Islam de un modo evangelista. La prensa occidental es igualmente afectada, ya que pagan a reporteros con el fin de dar otra visión del Islam. Habría que denunciar a estos últimos y animar los periodistas de investigación a estudiar por ejemplo la literatura islámica en Bélgica. Estarían sorprendidos …

Vivirlo juntos

No demasiado … Sería un trabajo de aliento largo. Haría falta por lo menos que hubiera una paz en los países musulmanes árabes, incluido entre comunidades laicas y musulmanas, pero esto no crece solo. Vivirlo juntos será viable si es se enmarca dentro de unas reglas jurídicas, pero mucha gente hará todo para trabarlo. No creo en la democracia en el mundo árabo-musulmán. Verá la luz sólo cuando los intelectuales se movilizarán masivamente o trabajarán juntos para transformar la sociedad y los partidos políticos. Es ahí dónde reside mi esperanza.

Fuentes:

L´islamisme, mismo a dosis microscópica, destruye un país

¿ Gobernar al nombre dAllah: Islamización y sed de poder en el mundo árabe Gallimard

—————–

Traducción de Apure Yvorra

Gobernar en nombre de Ala

Archivos de imagen relacionados

  • Gobernar en nombre de Ala
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...