Finalizan las obras de mejora en la Iglesia de San Juan de Busa

Han supuesto una inversión del Gobierno de Aragón por valor de 36.000 euros

La Iglesia de San Juan de Busa está de estreno. La Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón ha finalizado los trabajos para impermeabilizar su cubierta. Situada cerca de Biescas (Huesca), se trata de una de una de las Iglesias del Serrablo levantada a finales del siglo XI y declarada Bien de Interés Cultural.

El director general Patrimonio Cultural, Javier Callizo, ha visitado este juees la zona para comprobar de primera mano los trabajo de mejora realizadas. “Las obras, que han supuesto una inversión de 35.925 euros, han permitido acabar con las filtraciones que tenía la cubierta y así atajar las humedades para evitar el deterioro”, ha explicado Callizo. Asimismo se han acometido reparaciones puntuales en el cercado de madera que rodea el recinto y ha barnizado la puerta de acceso.

Durante su visita, el director general de Patrimonio Cultural también ha señalado que esta actuación se suma a otras de mantenimiento y mejora que se están haciendo desde el Gobierno de Aragón en la provincia de Huesca. “Algunos de los trabajos a destacar son la reparación de humedades en la capilla de San Boto de San Juan de la Peña, o los trabajos del castillo de Loarre con el rejuntado de la fachada norte. Además en unos días finalizará la restauración de la escalinata de la Basílica de la Peña de Graus”, ha indicado callizo.

Asimismo ha anunciado que uno de los proyectos de la dirección de Patrimonio Cultural para el verano de 2014 será la restauración de la Iglesia de Otal.

Un ejemplo de las iglesias del círculo larredense

La Iglesia de San Juan de Busa fue rehabilitada en los años 70. Entonces se consolidaron los muros y se reconstruyó la cubierta porque estaba derruida. Ahora se va a proceder a su impermeabilización, volviendo a colocar cuando finalicen los trabajos las losas de piedra que cubren el tejado.

Esta iglesia es uno de los ejemplos del llamado “círculo larredense”, fruto de la coexistencia del sustrato mozárabe hispano, las influencias carolingias y el románico en el siglo XI. Consta de una nave rectangular cubierta con techumbre de madera. Su presbiterio está atrofiado -como es común en estos templos- mientras que el ábside tiene forma peraltada. Además contiene los elementos característicos de las Iglesias del Serrablo como los arcos ciegos sobre lesenas con ventana de arco de medio punto.

restauración iglesia Busa

Archivos de imagen relacionados

  • restauración iglesia Busa
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...