Fervor del Ramadán alienta a radicales en Oriente Medio

Los militantes musulmanes han convertido al Ramadán –su mes sagrado– en un período de muerte y destrucción, de acuerdo con analistas, algunos de los cuales temen que lo peor esté por venir.

Varios observadores esperan que los radicales intensifiquen sus ataques cuando concluya el mes lunar, la próxima semana.

«(Los líderes radicales) les dijeron a ellos (los radicales) que particularmente el final del Ramadán debería ser un período de yihad y el período de renacimiento de la yihad,» dijo Roland Jacquard, jefe del Observatorio Internacional de Terrorismo, radicado en París.

Atentados suicidas estremecieron al Oriente Medio desde Turquía hasta Arabia Saudita durante el mes sagrado, matando a por los menos 133 personas e hiriendo a cientos más.

La cifra de víctimas incluye las del devastador ataque contra el edificio de la Cruz Roja Internacional en Bagdad, un ataque suicida contra un complejo residencial en Riyad, los atentados de la semana pasada contra dos sinagogas en Estambul y los del jueves contra intereses británicos en la misma ciudad turca.

Los musulmanes consideran los últimos 10 días del mes como particularmente propicios pues el Corán fue revelado al profeta Mahoma en la Noche del Poder, o Lailat al Qadr, que coincide con esas fechas.

Los ataques más sangrientos han sido atribuidos a la red Al Qaeda del extremista islámico Osama bin Laden, que ha provocado nerviosismo en todo el mundo con sus promesas de enviar más «vehículos de las muerte» a Estados Unidos, Japón, Italia, Gran Bretaña, Australia y países musulmanes.

Abdullah al-Otaibi, profesor de política de la Universidad Rey Saud de Riyad, dijo a Reuters que los ataques durante el Ramadán eran altamente valorados por los extremistas y que temía más actos de violencia, particularmente en Arabia Saudita, que combate un repunte en la violencia de los radicales.

«Lo que están haciendo –de acuerdo con su propio discurso– es considerado una forma de piedad y culto. Y cuando se combinan con el Ramadán es lo máximo,» indicó.

Aunque el Islam prohíbe estrictamente los ataques suicidas y matar a personas que no sean combatientes, analistas e islamistas dicen que el incremento del fervor religioso durante el Ramadán parece alentar a los militantes.

CIELO PARA TODOS

El Ramadán es el mes sagrado del calendario islámico, cuando los musulmanes se abstienen de probar bebida, comida y de tener relaciones sexuales del amanecer hasta el atardecer, en una disciplina dirigida a mejorar las almas de los fieles.

Pero en la historia islámica antigua y reciente, el Ramadán también ha sido una época de grandes victorias para los ejércitos musulmanes.

Los musulmanes creen que los muertos tienen acceso garantizado al cielo durante el mes sagrado, porque las puertas del infierno están cerradas.

«De acuerdo con el Islam es mayor bendición convertirse en mártir durante el Ramadán. Hay mayor recompensa en la vida en el más allá,» dijo el jeque Abdullah al-A’ali, un clérigo de Bahrein y miembro del parlamento en el estado del Golfo.

En el Oriente Medio, el Ramadán llegó este año en un momento de desesperación y amargura para los musulmanes que presenciaron la caída de Irak, un país islámico, en las manos de los «infieles» estadounidenses.

Los islamistas dicen que su ira contra Occidente, además del incentivo espiritual que ofrece el Ramadán, había contruibuido a alimentar el frenesí de violencia durante el mes.

«El Ramadán es un catalizador que alienta ataques terroristas,» opinó el prominente escritor saudita Dawood al-Shirian. «Pero esos ataques sucedieron antes y continuarán después que termine el mes.»

Algunos expertos rechazaron la idea de que el Ramadán tuviera algo que ver con el incremento de la violencia, alegando que grupos de radicales como Al Qaeda no necesitaban un momento especial para atacar.

«No creo que las ocasiones sagradas afecten el programa de esos radicales,» señaló Mohsen al-Awajy, un islamista saudita moderado que estuvo encarcelado por oponerse al gobierno.

«Sólo quedan tres días del Ramadán. Creo que Al Qaeda es más peligroso, para concentrarlo (el peligro) sólo en esos días.»

(Reporte adicional de Dominic Evans en Riyad, Mehrdad Balali en Bahrein y Jon Boyle en París; Reuters Messaging: Miral.Fahmy.reuters.com@reuters.net; email miral.fahmy@reuters.com; Tel: +971 4 391 8301, Mesa de edición en español: 1 305 810-2625))

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...