Fernando Sebastián: «Los católicos vieron a Franco como un liberador»

El obispo de Pamplona se pone en línea con Pío Moa en su estreno en Libertad Digital

“Los católicos vieron a Franco como un liberador”. Esta afirmación corresponde a Fernando Sebastián Aguilar, obispo emérito de Pamplona conocido porque en 2007 recomendó el voto para formaciones de extrema derecha como Falange Española y porque acaba de estrenar blog en Libertad Digital. Es precisamente en este blog donde el jerarca católico ha justificado con profusión de argumentos la alianza de la Iglesia con la dictadura franquista.

Bajo el título “Aportación de la Iglesia Católica a la democracia de España”, Sebastián Aguilar ha dado comienzo a una serie en la que pretende presentar a la Iglesia como una institución demócrata, después de que “nos han acusado a todos” varios “dirigentes de la izquierda” de que “nos morimos de nostalgia por el franquismo, nuestro modelo es Irán y los obispos somos peores que los ayatolás”.

Con Franco
Para demostrar cuán católica es la Iglesia, moseñor Sebastián revisa, a su manera, la historia, y recuerda que “es verdad que la Iglesia tuvo una situación de especial protección jurídica durante el régimen de Franco”, pero al mismo tiempo considera que “no es justo” el que se les eche en cara esta situación.

“Una verdadera persecución”
Sebastián explica que la Iglesia sólo tuvo una posibilidad: Aliarse con Franco. Según el obispo de Pamplona “desde 1931 la izquierda española había emprendido un programa de reforma cultural de la sociedad española que afectaba profundamente a la Iglesia y a las tradiciones de significado religioso y católico”, y este “programa de secularización” era “vivido desde el campo católico como una verdadera persecución”.

“Dura persecución”
Esta “dura persecución a la que se vieron sometidos” los católicos, propició el que se sintieran “cada vez más claramente partidarios de un alzamiento que les libraba de aquella injusta situación”. Pero pese a ello, Sebastián recuerda que “la Iglesia no promovió el levantamiento”. Sin embargo sí participó de la victoria de las tropas rebeldes.

La República, culpable
Por otro lado, Sebastián culpa de la guerra civil de 1936 a la República, porque la contienda “fue fruto de la temeridad de quienes no supieron gobernar según justicia”. Para ello recurre a un comunicado que los obispos españoles enviaron en 1937 a las jerarquías católicas de todo el mundo, explicándoles a su modo la situación. Después de aquello, el obispo de Pamplona menciona que la jerarquía de la Iglesia temía que Franco siguiera los pasos de Hitler y Mussolini, pero aún así convivieron con él durante cuarenta años en perfecta armonía. Una armonía que el propio Sebastián reconoce, pidiendo a los españoles actuales que “tengan en cuenta las causas que dieron lugar a semejante situación”. Es decir, una “persecución” de los católicos que supuestamente los obligó a pasarse al bando franquista mientras otros, igualmente católicos, permanecieron fieles a la República, como fue el caso del general Vicente Rojo, artífice del cruce del Ebro.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...