Fermín Rodríguez: «Todo Estado democrático que se precie no financia cultos religiosos y mantiene la separación con las iglesias»

El representante de Europa Laica sostiene que hay serias razones democráticas, la enseñanza debe ser laica como principio fundamental y el estado debe respetar la conciencia de los individuos

Europa Laica es una asociación que se constituyó en el año 2001 y Morvedre Laica se fundó hace dos años en la comarca morvedrí. Esta entidad comarcal, cuya presidenta es la profesora Mª Victoria García Castelló, ha organizado sus primeras jornadas para dar a conocer el laicismo, organizando varios actos en esta semana que finaliza, como la exposición sobre el Laicismo y el Estado expuesta en el Centro Cívico. Con la colaboración de la asociación cultural Nautilus, se proyectó en el mismo local, la película Agua, de la directora india Deepa Meht que estuvo nominada a los Oscars. El pasado miércoles ofrecieron la conferencia, Laicismo y enseñanza a cargo del profesor de filosofía y representante de Europa Laica en la comisión que se formó para los pactos de Educación en España. Estas jornadas han finalizado hoy, con la conferencia-coloquio Feminismo republicano y laicismo una misma lucha, a cargo de Llum Sanfeliu, historiadora y profesora de la Universitat de València y feminista.

El conferenciante Fermín Rodríguez Castro, profesor de Filosofía y responsable de Educación de Europa Laica, hizo una exposición pormenorizada de la situación del sistema educativo en España y los privilegios de la iglesia Católica en este ámbito.

El profesor en su intervención destacó: «que todo estado democrático que se precie no financia culto religioso alguno y mantiene la separación entre iglesia y estado». Y es en esa línea en la que trabaja esta entidad, «pues a pesar de que casi todo el mundo acepta que la escuela debe ser pública y laica, pero en la práctica se olvidan de ello, a pesar de que hace 200 años, tras las revoluciones liberales empezó a hablarse de la escuela pública, pero se cruzaron intereses privados e ideológicos, como el derecho natural de las familias sobre la educación e intereses económicos».

A lo largo de su exposición el representante de Europa Laica afirmó que la Iglesia Católica, nunca ha renunciado a tener influencia en la educación en España, y ningún gobierno (en la etapa democrática) «se ha atrevido a enfrentarse a esta orden religiosa, a pesar de que la sociedad española se ha ido secularizando». En ese sentido, Martínez Castro, ofreció algunos datos sobre las personas que se declaran católicas, están en torno al 20% y los jóvenes un 12%. Sobre estas cifras el orador apuntó: «Está subiendo la secularización, pero como es un poder fáctico no se ha atrevido gobierno alguno a pedir la derogación de los acuerdos con la Santa Sede».

Rodríguez Castro aclaró que en la comisión por el Pacto Educativo, se oponen a la derogación del Concordato el Partido Popular y Ciudadanos «y además para aprobar ese Pacto hay trampa, ya que se necesita los tres quintos de la cámara de diputados por ello abandonaron la comisión PSOE, Podemos, y Esquerra Republicana entre otros».

A juicio de Rodríguez, es necesario para la educación el concepto de Res-Pública, que se vincula generalmente con los conceptos actuales de sector público y Estado y con los conceptos tradicionales de bien común. —Y añadió— La educación pertenece al Estado, pero con las múltiples ofertas de enseñanzas privadas, se rompe el sistema público como lo recoge la constitución española. Y citó una frase del político Romanones que decía: «Un derecho como la educación no puede dejarse en manos privadas», ya sea por intereses ideológicos o económicos. «Hay serias razones democráticas, la enseñanza debe ser laica como principio fundamental y el estado debe respetar la conciencia de los individuos», aseguró.

Derecho de los niños

Defendió el representante de Europa Laica, que el derecho de los niños lo encuentran en una educación pública, democrática y neutra, que posibilita llegar en condiciones de igualdad al acervo educativo. Para este filosofo, estado laico quiere decir, que posibilita las condiciones de igualdad en la enseñanza. «Porque el principio de igual de trato ante la ley debe ser fundamental en la escuela». Y subrayó que dar entrada a las aulas a otras religiones (judía, musulmana testigos de Jehova, protestantes …) como se pretende «además de adoctrinar y segregar, estas religiones quieren tener participación económica de la cruz en la declaraciones de la renta. Esa situación va en contra de la igualdad de trato para los niños».

Libertad de conciencia

En cuanto a lo que se refiere a la libertad de conciencia individual, en otro momento de su intervención el conferenciante, señaló que aunque ya es conocido, la entidad Laica a la que representa, no va en contra de creencia alguna, pero sostienen que debe prevalecer el interés superior del niño que no se respeta si se le somete al adoctrinamiento.

Por ello manifestó: «La enseñanza oficial debe ser laica: sin símbolos religiosos o políticos, sin adoctrinamiento, el currículo de cada etapa debe ser común y universal sin sesgo diferente. El estado no debe financiar a los catequistas, porque las religiones no proporcionan conocimiento, enseñan dogmas y no tiene sentido que las arcas públicas financien centros privados de enseñanza».

IMG 20180615 WA0029

La exposición sobre el laicismo ha podido visitarse en el Centro Cívico

Otro dato ofrecido por el conferenciante fue que mientras los recortes en la enseñanza han sacado del sistema a 30.000 profesores interinos, los profesores de religión se han mantenido todos, «incluso en Andalucía a 50 profesores religiosos que trabajaban solo para el obispado».

Financiación a la Iglesia Católica

Respecto a la financiación de la Iglesia Católica por el Estado español, el orador ofreció algunos datos que Europa Laica ha evaluado «y que desde la Iglesia Católica no han desmentido». Del erario público se traspasa anualmente a la organización eclesiástica 11.600 millones de euros, distribuidos así: desde la casilla del IRPF, 250 millones; 650 millones en pago de las nóminas a profesores de religión; más de 4.600 millones se traspasan a centros educativos concertados, además de las exenciones fiscales de los edificios propiedad de la iglesia, los salarios a capellanes castrenses, por no hablar de los inmuebles y terrenos que la iglesia ha inscriturado la titularidad a su nombre.

Apuntar que de los 250 millones que la Iglesia Católica percibe por el IRPF a Cáritas le transfiere solo un 2%.

Este profesor, también hizo un recorrido de la lucha por el laicismo en España en las distintas etapas históricas y enmarcó los avances y retrocesos de la religión Católica en la enseñanza. En este sentido comentó que la constitución de la primera República, “La Pepa” en el siglo XIX, reconocía la religión Católica como «la única verdadera». Y por otro lado, la institución de Libre Enseñanza, era un sistema educativo privado.

Más adelante en 1900 se crea el Ministerio de Instrucción Pública unificando la enseñanza y «era el ministerio quien pagaba a los profesores. Pero en la dictadura de Primo Rivera se vuelve atrás y se obliga llevar a los estudiantes a misa».

La Constitución de la II República retoma el laicismo y dice que no debe haber religiosos en las escuelas, pero tras el golpe de estado de Franco, se firma el Concordato con el Vaticano y con el tratado del dictador con USA, por la que se instalan las bases militares en suelo español «facilitan que se reconozca a Franco en la ONU a pesar de haber sido declarando anteriormente por este organismo como un dictador y prosigue la presencia de la iglesia en el sistema educativo».

En la transición democrática, según afirmó este filósofo, lejos de menguar se ha legalizado. «El primer gobierno socialista dio contrato de legalidad a lo que hasta entonces eran subvenciones al Clero». Igualmente se refirió a que los acuerdos del Concordato de 1979, se hicieron `públicos cinco días después de que se aprobara la Constitución española, «lo que demuestra que el acuerdo era anterior y esperaron a la aprobación de la carta magna». Acuerdos que Europa Laica pide su derogación —y añade Martínez—que no ha habido «diferencias en las reformas realizadas en educación de las herencias pesadas del franquismo».

Asimismo señaló el citado representante laico que las diferentes reformas educativas no han sacado la religión de las aulas y llamó la atención sobre el aumento de la oferta del mercado educativo en todos los niveles, desde el infantil hasta la universidad que existe en España.

A esto habría que añadir las facilidades extraordinarias que ofrecen las diversas administraciones, a las empresa privadas para que abran centros escolares, como ha ocurrido en los municipios de Sagunto y Canet, por citar los más próximos, cuyos ayuntamientos han realizado una cesión de suelo municipal, a una conocida empresa, para 50 ó 75 años totalmente gratis, o para la construcción de iglesias, como es el caso del consistorio saguntino.

Por su parte, la presidenta de Morvedre Laica, la profesora María Victoria García Castelló, en relación a los profesores de religión en los institutos explicó que no tienen los mismos criterios que el resto de profesores, pero sí tienen el visto bueno de la Iglesia.

Explicó García, que ejercen dentro de los centros educativos de tutores y de refuerzo en algunas asignaturas, «sin tener preparación para ello». Aunque señaló que en la Comunitat esta situación se está corrigiendo.

Victoria aclaró que estos profesores de religión se les considera compañeros, pero otros profesores los que deben tomar decisiones al respecto de lo que debería hacer la institución. También se refirió esta representante del laicismo que le preocupa la segregación que provoca las clases de religión separando a los alumnos, y advirtió que esta podía aumentar con la extensión a otras religiones.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...