Ferede acusa al Gobierno de “despropósito”

La compensación a los pastores que no pudieron cotizar en la Seguridad Social no cumple las expectativas de la Federación evangélica. “La discriminación continúa”, denuncia.

Tras conocer el texto definitivo del Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes 18 de septiembre, la Federación evangélica ha mostrado su indignación por lo que considera un “despropósito” y un “engaño”, explica Ferede.

A través de su página informativa institucional Actualidad Evangélica, la Ferede considera que “se consuma el despropósito” con la aprobación de un texto ante el que había mostrado “su total rechazo” y que había pedido que no ejecutasen cuando fue consultada sobre el contenido del mismo, en un borrador que también fue valorado negativamente por la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del propio Ministerio de Justicia en junio de este año.

LA PROPUESTA DEL GOBIERNO

El Real Decreto modifica los “términos y condiciones de inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de los ministros de culto” para dar cabida a los pastores que no pudieron cotizar durante la época franquista, dado que entonces no existía un registro de ministros de culto.

La reclamación comenzó cuando el pastor David Manzanas llevó a España a la justicia ante esta discriminación, con la que llegó al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, donde se le dio la razón y se condenó al estado español a compensar económicamente por los años en los que no había recibido la pensión correspondiente.

Con el Decreto, el Gobierno pretende dar cumplimiento a la sentencia de Estrasburgo, subsanando la “discriminación” de la que se le acusa, equiparando a los pastores con la jubilación que se dictó “para el Clero Diocesano de la Iglesia Católica” en 1977, se explica en el BOE.

Asimismo, el Gobierno dice que ha informado a la Ferede sobre esta modificación y que ha tenido en cuenta el informe del Pleno de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa.

FEREDE: ES UN “DESPROPÓSITO” Y UN “ENGAÑO”

Desde la Federación evangélica se ha reaccionado con contundencia ante esta modificación sobre la que “había mostrado reiteradamente su total rechazo”.

Según Ferede, el Real Decreto no “terminará con la discriminación” que sufren los pastores jubilados dado que “no será de aplicación a casi ningún pastor evangélico” a causa de los requisitos exigidos para poder acceder a esta cotización.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...