Feminista aboga crear espacio laico para alcanzar igualdad y convivencia

La feminista y miembro del movimiento francés 'Ni Putas Ni Sumisas' Marta López abogó hoy por crear un espacio laico regido por valores de ciudadanía, solidaridad, democracia y mestizaje, como instrumento para alcanzar la igualdad y la convivencia armónica entre distintos colectivos.

Criticó que en España, 'con una llegada reciente de la inmigración', no exista ese espacio laico, se mantenga desde las diferentes culturas una serie de 'tradiciones opresoras' bajo la idea del 'respeto' y se entre en un 'relativismo cultural' que considera necesario 'proteger y mantener las distintas tradiciones sin mezcla entre ellas'.

En declaraciones a Efe tras pronunciar una conferencia en la Universidad de Alicante, López explicó que 'Ni Putas Ni Sumisas' es un movimiento surgido en el año 2003 en Francia, ante la situación de exclusión, inferioridad y sumisión de los barrios periféricos del país, sobre todo en el caso de las mujeres.

Desde entonces, defiende pilares de 'mezcla social y política entre etnias y culturas, igualdad y laicismo' en favor de la convivencia entre hombres y mujeres.

López sostuvo que para el colectivo, el laicismo es el 'instrumento necesario' para crear un espacio de convivencia y matizó que ello 'no significa ir contra la Iglesia', sino trasladar la religión y sus símbolos al ámbito privado.

Consideró que no se trata de 'intentar frenar' la existencia de las religiones y apuntó que el problema radica en la 'utilización que se hace de ellas, muchas veces por falta de cultura, medios o actividades'.

Se refirió al uso de símbolos religiosos como el velo entre la población de religión musulmana, y opinó que no se trata de un signo de identidad, sino que llevarlo en muchas ocasiones responde 'a una presión' y no 'a una elección' de las mujeres, para sentirse protegidas o tener mayor respeto.

Recordó que en países como Egipto y Túnez las mujeres han luchado durante años para quitarse el velo y resaltó que actualmente se está viendo un retroceso en este aspecto dentro de la población inmigrante de los países europeos.

La feminista afirmó que en el catolicismo se ha vivido una época de 'superación' y de 'ilustración' para separar la religión de la vida como ciudadano, aunque destacó que en España, la tradición católica continúa muy arraigada en las instituciones.

En su opinión, es 'fundamentalismo' que la Iglesia o las religiones entren en las esferas institucionales o tengan 'un peso tan fuerte en la sociedad como para determinar que se imparta o no una asignatura en la educación pública' y abogó por que la escuela fomente la igualdad a través del laicismo.

López resaltó la necesidad de trabajar por la igualdad y la convivencia sobre el terreno para que 'no quede todo en el ámbito teórico' y precisó que 'Ni Putas Ni Sumisas' se centra, como colectivo feminista, en las mujeres como transmisoras de tradiciones porque, a partir de ahí, 'tendrá efectos en los hombres, los niños y en todos'.

Preguntada por el reciente nombramiento de la fundadora del colectivo, Fadela Amara, como secretaria de Estado para la Política de la Ciudad del Gobierno francés, López confió en que contribuirá a desde la política a la lucha por la igualdad y contra la marginación.

'Ha sido una sorpresa pero también lo esperábamos porque ella había recibido distintas propuestas para participar en el Gobierno', afirmó López, quien resaltó la importancia de que una 'persona normal que representa a una minoría' participe en un Gobierno en el que no hay paridad y falta representación de la sociedad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...