Felipe Calderón defiende al Estado laico ante los líderes religiosos

El candidato que más votos recibió en los impugnados comicios presidenciales de México, Felipe Calderón, defendió hoy al Estado laico en un encuentro con líderes religiosos y prometió "trabajar intensamente" para iniciar un buen Gobierno.

Calderón, del oficialista Partido Acción Nacional (PAN, conservador), señaló en su encuentro con los dirigentes del Consejo Interreligioso que asumirá como propias varias de las propuestas de campaña de sus adversarios electorales.
Además, sostuvo que busca dialogar con diversas fuerzas políticas y sociales "para definir el México que queremos".

"La paz se construye con el esfuerzo de todos y exige de todos el cumplimiento de la ley, la transparencia y la participación de los ciudadanos en aras de la construcción de la justicia social y el bien común", enfatizó el dirigente conservador.

El político del PAN añadió que "México no tiene tiempo que perder" y señaló que trabajará "intensamente" para que el inicio de su Gobierno sea como lo esperan los ciudadanos.

Calderón señaló que quiere ser "un gobernante para todos, sin distingos, que tienda puentes con todos los que votaron" por él y los que no lo hicieron.

"Al Consejo Interreligioso y a todos los mexicanos les he refrendado mi compromiso de fortalecer el estado laico y reafirmado categóricamente que no debe haber confusión entre religión y política", dijo Calderón.

El Consejo, que reúne a diversas confesiones religiosas, es presidido por el cardenal y arzobispo católico de la Ciudad de México, Norberto Rivera, quien asistió al encuentro con el dirigente del PAN.

Calderón reiteró hoy su oferta de diálogo "con todas las fuerzas políticas" y dijo que el Consejo de líderes de diversas religiones es "un ejemplo de pluralismo y contribución a la paz".

El autónomo Instituto Federal Electoral dio a Calderón como ganador de las elecciones del 2 de julio, con una ventaja de 0,58 puntos porcentuales sobre Andrés Manuel López Obrador, candidato da la alianza izquierdista "Por el bien de todos".

López Obrador denunció un "fraude" en los comicios e impugnó los resultados ante el Tribunal Electoral, que tiene como plazo hasta el 31 de agosto para resolver las quejas y hasta el 6 de septiembre para señalar al presidente electo.

Quien resulte elegido deberá tomar posesión el próximo 1 de diciembre para un mandato de seis años.

El líder de izquierda asegura que hubo "muchas irregularidades antes, durante y después de los comicios" que, según él, favorecieron a Calderón.

Debido a la impugnación ante la justicia, López Obrador ha reiterado que "aún no hay presidente electo" y criticado a Calderón por "presentarse como tal" en diversos escenarios.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...