Fédération Nationale de la Libre Pensée. Comunicado ante el NO a la Constitución Europea en Francia

Referéndum del 29 de mayo de 2005:
¡El rechazo absoluto de la Europa vaticana !
El resultado del 29 de mayo de 2005 está claro y sin interpretación posible: el electorado hizo saber, con una amplia participación, su oposición absoluta al proyecto de tratado constitucional europeo.
Este rechazo es innegable, la determinación de los electores llevó a su movilización. La Federación nacional del Libre Pensamiento se alegra de esta afirmación democrática. En efecto, se asistió desde 1983 a un desafecto creciente de la participación electoral, a causa de las políticas gubernamentales que volvían la espalda a las esperanzas nacidas de la derrota de la derecha en 1981. Los "comentaristas oficiales" nos suministraron entonces una "versión no menos oficial": los ciudadanos franceses no se interesan ya por la vida cívica, se convirtieron en la "generación pasota".
De manera espléndida, los ciudadanos dieron, el 29 de mayo de 2005, el mentís más singlando a esta afirmación: el desinterés electoral acompañaba a la ausencia de alternativas políticas, ya que todos los Gobiernos, tanto de derecha como de izquierda, se inscribieron en el marco de la construcción europea antisocial y clerical.
En el momento en que hubo una verdadera opción en juego, los ciudadanos se movilizaron en masa para dar a conocer su voluntad.
Nadie puede dudar de que la victoria del no al referéndum sobre el Tratado constitucional europeo es el resultado de una movilización popular de enorme amplitud.
¡El NO a la constitución europea es una victoria de la democracia!
La nación francesa se apropia de nuevo de su historia rechazando instituciones supranacionales que, en virtud de intereses llamados "superiores", querían destruirla trayéndola a las fronteras de las provincias del Antiguo Régimen, en nombre de "la Europa de las regiones". Es la Francia de 1793 que, de nuevo, se levanta contra Coblenza y las monarquías unidas. Coblenza, es hoy Bruselas y la coalición de la reacción, es la Unión Europea.
A los que manifestaron, de manera lamentable e hipócrita, que Francia iba "a aislarse" en el concierto europeo, los herederos de 1789 recordaron con fuerza que nuestro país nunca había temido parecer "aislado" cuando abría el camino a la emancipación universal, tanto en 1789, que en 1871, en 1905 y en 1944 cuando se alzaba de manera revolucionaria para su liberación.
El rechazo de la Europa vaticana, clerical  y religiosa
La Federación nacional del Libre Pensamiento ha emprendido desde hace meses una campaña contra el Tratado constitucional europeo, su carácter profundamente antidemocrático e antisocial  y su arsenal de sus disposiciones antilaicas (en particular, los artículos 9, 11, 52 y 70). Sus federaciones departamentales celebraron cientos de reuniones públicas para analizar, diseccionar y condenar el carácter profundamente clerical de esta pseudoconstitución.
¡Con el Libre Pensamiento inglés y con la participación de la Unión Internacional Humanista y Laica (IHEU), el Libre Pensamiento francés organizó una manifestación internacional, el 3 de abril de 2005 en Bruselas, para decir NO a la constitución europea! Esta manifestación reunió a un millar de laicos y a asociaciones de distintos países unidos, manifestándose para defender la laicidad en Europa.
Indiscutiblemente, la Federación nacional del Libre Pensamiento contribuyó, en su lugar y con sus medios, al rechazo del Tratado constitucional europeo. Así mostró claramente que era el auténtico centro de la Unión del combate laico auténtico, lejos de todos los que tienen siempre las mejores razones del mundo para no llevar nunca el menor combate real. Entre Munich y Valmy, el Libre Pensamiento francés eligió su campo.
El no a la constitución europea es una victoria de la laicidad
Entre las distintas razones del rechazo de los electores de este Tratado constitucional europeo, la negativa a ver la ley de separación de las Iglesias y del Estado de 1905 reducida a nada pesó mucho. Pero no lo duden, los ataques contra la laicidad van a continuar,  sin embargo.
Por ello, la Fédération Nationale de la Libre Pensée llama a todos los laicos a movilizarse en masa para incorporarse a  la Llamada del Comité de Enlace de los Laicos que organiza, en París, 10 de diciembre de 2005 una gran manifestación nacional para la defensa y la promoción de la ley de 1905.
¡Contra la Europa de los concordatos y religiones oficiales!
¡Contra los delitos de blasfemia y los impuestos de Iglesia!
Con la Libre Pensée : ¡Actúen para la laicidad en Europa!

París el 31 de mayo de 2005

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...