Fecaparagón se opone a la disminución de las horas de religión en Primaria

Al margern de nuestra posición contraria a la presencia de la religión como materia proselitista y confesional en la escuela, que debe preservar la libertad de concienca del alumnado, es el desarrollo de la LOMCE la que permite esta reducción horaria, que lamentablemente no todos los gobiernos progresistas en las Comunidades Autónmas han regulado. Así Andalucía posibilita que sean los centros escolares los que decidan -con la presión de los catequistas- si hay 45 o 90 minutos.


La Federación Cristiana de Padres y Madres de Alumnos de Aragón, Fecaparagon, ha mostrado su oposición a la disminución a la mitad del tiempo semanal dedicado a religión en el currículo de Primaria en todos los cursos, de 1,5 horas a 45 minutos.

El Departamento de Educación inició el pasado 8 de abril el periodo de información pública del proyecto de orden que modifica el currículo de Primaria en Aragón, que tiene una duración de un mes.

Según Fecaparagon, la disminución de la carga lectiva de religión incumple el acuerdo internacional entre la Santa Sede y el Estado por no equipararla a una disciplina fundamental y esta reducción impide que los hijos tengan una formación religiosa de acuerdo con las convicciones de sus padres, tal y como recoge la Constitución.

Por ello ha lamentado la «agresiva actitud» del Departamento de Educación ante el gran número de padres, tanto de la escuela pública como de la concertada, que eligen que sus hijos reciban la asignatura de religión «con una razonable carga docente», según ha indicado en un comunicado.

Añade que el 63 % de los alumnos españoles recibe la asignatura de religión católica por elección propia, por lo que asegura que no entiende esta falta de respeto a la libertad religiosa si no es «desde el simple e irracional prejuicio ideológico».

Fecaparagon insta a los partidos políticos que gobiernan en Aragón a que no modifiquen el contenido lectivo de la asignatura de religión en favor de los derechos individuales y de la armónica y respetuosa convivencia democrática de todos los aragoneses.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...