Extremadura Laica, de acuerdo con la reducción de horas de Religión que plantea la Junta

La asociación Extremadura Laica se ha mostrado “totalmente de acuerdo” en reducir al mínimo posible la carga horaria de la asignatura de la Religión en las aulas de la comunidad autónoma (una clase semanal), como así establece el decreto que ordena el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y el Bachillerato planteado por la Junta de Extremadura.

  A través de un comunicado, y tras recordar que como asociación laicista está “totalmente en contra de que, en un Estado Laico, se siga ofreciendo religión en la escuela”, muestra su apoyo al decreto de la Junta, aunque con “matices”.

   Por un lado, la organización comparte que se recupere la asignatura Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos; que se apueste “fuertemente” por Filosofía, obligatoria y en todos los bachilleratos; así como la inclusión de Ética y Ciudadanía, también en las tres modalidades de bachillerato.

   También se muestra “totalmente de acuerdo”, como así plantea el borrador, en reducir “al mínimo posible” la carga horaria de Religión, en todos los cursos de la Educación no universitaria, si bien recuerda que en Primaria aún se está pendiente de rebajar esta carga horaria a los 45 minutos semanales como máximo.

   En aras a colaborar con dicho decreto, y mientras “las leyes nos sigan obligando a comulgar con rueda de molino”, en referencia a los acuerdos entre España y el Vaticano, cuya derogación consideran el “único camino” para “terminar con esta confesionalidad de hecho”, plantea que sea necesario un mínimo alumnos para poder formar grupos de religión, como ocurre en el País Vasco, que es de 15 escolares.

   Asimismo reclaman que en los cursos del Programa de Mejora del Aprendizaje y el Rendimiento (PMAR) sea obligatoria la asignatura de Valores Éticos, y consideran un “tremendo error” que se permita elegir entre esta materia y Religión. “Sobra la catequesis de cualquier religión (católica, evangélica, judía o musulmana) en la Educación pública y, sobre todo, en estos programas, al igual que ocurría en los cursos de diversificación”, añade el comunicado.

   En cuanto a la reducción de empleo de “algunos catequistas” que supondrá el nuevo currículo, Extremadura Laica señala que al mismo tiempo “se crearán otros tantos puestos de trabajo de docentes de otras asignaturas, y que éstos si se incorporaría por mérito y capacidad, y no por haber sido designados por los obispos”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...