Exorcizan y bendicen el edificio de la presidencia municipal de San José de Iturbide (México)

El edificio de la presidencia municipal de San José Iturbide, al noreste de Guanajuato, está invadido de fantasmas y espectros, al grado de que el Ayuntamiento en pleno llamó a un sacerdote para comenzar el exorcismo de la Sala de Regidores.

Y es que las aterradoras figuras aparecen no solamente de noche, sino también en horas laborales. Personal administrativo, de intendencia y los mismos gobernantes han reconocido la invasión fantasmal y, coinciden, en que no pueden más.

De acuerdo con trabajadores del Municipio de San José Iturbide, es común que en algunos puntos de la alcaldía se muevan los objetos, se escuchen voces y, últimamente, aparezcan y desaparezcan figuras humanas. Esto ha perturbado al personal.

Por ello, el ayuntamiento llamó a un sacerdote para bendecir el edificio de gobierno y exorcizarlo de la presencia paranormal.

Eran cerca de las diez de la mañana cuando el padre Mario González Melchor entró por el pasillo del auditorio de la presidencia municipal. El religioso iba acompañado de una comitiva, entre ellos, los regidores Mario Armando Lugo Álvarez, de Morena; Mireya Montes Sánchez, del Panal; Bernardino Montes Buenrostro, de Movimiento Ciudadano, y Erick Alan Dueñas Rivera, del Partido Verde.

Específicamente, se había alertado de sucesos inexplicables en la oficina de regidores, pero el sacerdote Mario González aprovechó para bendecir todos los rincones del edificio. “Fue con base a una inquietud de las secretarias”, indicó el regidor Bernardino Montes, excusando la presencia del religioso, porque dijo, el exorcismo se hacía partiendo de las creencias religiosas.

Cuestionados sobre la garantía de la laicidad del Estado, el regidor de Morena, Mario Armando Lugo, pidió al sacerdote bañar con agua bendita al reportero Miguel Mejía, quien lanzó la pregunta. Al finalizar el recorrido, en la oficina de regidores se ofreció una ‘tamaliza’ entre los regidores y el sacerdote católico para celebrar su victoria sobre “el mal”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...