Exigen medidas a la Junta para que no se celebren procesiones en los colegios

Educación asegura que este tipo de manifestaciones dependen de cada consejo escolar.

COMENTARIO: Sorprende que la Junta de Andalucía diga que no hay normas para regular estos actos religiosos en los centros, cuando el Estatuto de Andalucía en su artículo 21, dice: "La enseñanza pública, conforme al carácter aconfesional del Estado, será laica"  Es una clara dejación de funciones no intervenir para hacer cumplir la ley y permitir que la escuela pública, que es de toda la ciudadanía, se convierta en una escuela confesional por imposición de los católicos al querer incluir en ella sus creencias y sus prácticas religiosas. El laicismo busca la convivencia de todas las personas, respetando lo que es común a todos, y dejando para cada cual lo que forma parte de las creencias o convicciones personales. Una escuela que promueve estos actos religiosos se identifica con una parte de la ciudadanía y vulnera la aconfesionalidad del Estado.


El Observatorio de Laicidad ha exigido a la Consejería de Educación que se dicten "instrucciones" a los centros educativos, especialmente en las provincias de Málaga, Sevilla, Córdoba y Cádiz, donde se llevan a cabo procesiones de Semana Santa. Esta organización reclama una serie de medidas a la Junta para que los colegios no "celebren estos rituales religiosos, que frecuentemente están enmascarados dentro del folclore y la cultura andaluza".

En su página web, el colectivo del que forma parte la organización Málaga Laica asegura que ya ha empezado a recibir, "al igual que en años anteriores, quejas de padres y madres de alumnos en cuyos centros se empiezan a preparar procesiones de Semana Santa para realizarlas antes de las vacaciones de primavera, dentro del contexto religioso católico que organiza este tipo de rituales".

Ante estos hechos, este observatorio de laicos asegura también que se ha puesto en contacto con la Consejería de Educación y sostiene que estos desfiles procesionales que se llevan a cabo en los centros educativos representan "la vulneración de la aconfesionalidad del Estado y de la escuela laica que plantea el Estatuto de Andalucía, así como la discriminación y la vulneración de la libertad de conciencia del alumnado que no recibe enseñanzas de religión católica".

Son numerosos los centros, tanto de carácter público como concertados, que organizan este tipo de procesiones el Viernes de Dolores, justo cuando dan comienzo las vacaciones de Semana Santa. Hasta la fecha, no ha habido ninguna queja por parte de las asociaciones de padres, muchas encargadas de confeccionar los trajes y de elaborar de los tronos, ni tampoco de la dirección de los centros, en cuyas instalaciones tienen lugar. En ellas, los alumnos, generalmente los más pequeños, se visten de mantillas y nazarenos, de romanos y músicos y representan y portan también pequeños tronos.

Aunque la mayoría de ellos organizan estos desfiles procesionales dentro de sus dependencias, hay algunos centros que incluso salen a la calle. Ante esta petición, fuentes del profesorado de la asignatura de Religión reconocen que la participación de los alumnos en este tipo de actividades es "voluntaria" y reseñan que la mayoría de ellas se celebran en los colegios de Educación Primaria. "No hay problemas si hay alguna familia que no quiere que se hijo participe en ellas", aseguran.

Desde la Delegación de Educación de Málaga aseguran que "no hay ninguna instrucción que regule este tipo de manifestaciones culturales y religiosas, igual que ocurre en el caso de la Navidad con los belenes". Afirman que son los "propios consejos escolares los que aprueban la celebración de estos eventos".


COMENTARIOS DE LOS LECTORES:

Existe mucho desconocimiento y a la vez demasiada rabia contenida y no contenida de lo que significa el laicismo y de las posturas que defendemos. Lo único que pido es que antes de descalificar e insultar, nos informemos y dejemos la demagogia. Los laicos no somos una secta, ni adoramos a un dios, y menos somos iconoclástas. Solo defendemos la libre y pacífica convivencia entre las diferentes creencias y no creencias sin dominio, ni predominio de una sobre la otra. RICARDO

—————————-

El fundamentalismo católico hace su aparición en cuanto se habla de respeto por otras creencias que no sean las suyas o simplemente por la separación de lo civil  y lo religioso. Además, como dice Ricardo, lo hacen con rabia, con descalificaciones e insultos. No señor José, los laicos y laicas no somos una secta, precisamente es contra lo que luchamos: sectas, supersticiones, fundamentalismo… Buscamos una sociedad en la exista respeto por los creyentes y los no creyentes, donde la escuela y la universidad sean centros en los que se hable de ciencia, donde las religiones se practiquen en las iglesias, las mezquitas, las sinagogas… y  no se metan en las camas de los ciudadanos para decirles lo que tienen que hacer ni los hijos que deben tener. Una sociedad laica es una sociedad libre, donde no se imponen creencias, ni ritos, ni hay obispos ni papas que vivan a costa de los impuestos de los ciudadanos. Entérense bien antes de opinar.   ANGELA

————————–

Los laicos queremos un país donde TODOS quepamos, no sólo aquéllos a quienes Franco otorgó privilegios especiales que siguen manteniéndose hasta la fecha de manera obsoleta. Nosotros respetamos a los creyentes de cualquier religión y exigimos el mismo respeto para quienes trabajamos por un país y una sociedad donde funcione el respeto y no el odio ni, precisamente, el sectarismo del que usted parece hacer gala. MARIA JOSÉ

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...