Exigen liberales de Tamaulipas preservar Estado laico y detener intentona golpista de iglesia católica

Luego del evento oficial de la conmemoración de la Promulgación de las Constituciones Políticas de los Estados Unidos Mexicanos 1917 y de Tamaulipas 1921, las organizaciones liberales del estado se pronunciaron en contra de la reforma al artículo 24 constitucional y en favor del estado laico.

Asimismo, solicitaron al Senado de la República, vía carta, que en el análisis y debate en torno al proyecto de reforma se considere innecesaria la modificación al texto vigente porque no contraría en nada a tratado internacional alguno.

Al pie de la estatua de Venustiano Carranza, el presidente del Movimiento Social Progresista de la República, A.C., Héctor García Rodríguez aseguró que el proyecto de reforma turnado por la Cámara de Diputados al Senado pretende abrir más espacios, no a las religiones, sino en especial a una iglesia.

“Eso nos preocupa, que se pretenda implantar la educación religiosa dentro de las escuelas, que a través de la firma de un concordato con el jefe del Estado del Vaticano se pretendan obtener prebendas especiales para que se siga subvencionando de manera abierta a la iglesia católica”.

En su discurso, García Rodríguez afirmó que sus manifestaciones no son antirreligiosas, pues las Leyes de Reforma fueron pensadas en favor de todos para que cada uno eligiera la religión que más le agrade.

“En nombre de un tratado internacional firmado en San José de Costa Rica se quiere invocar para hacer modificaciones a la Carta Fundamental, cosa que no es necesaria, pues el 24 constitucional no coarta los derechos de ningún ciudadano”.

Acusó que las reformas al 24 constitucional pretenden establecer vicariatos para asistir espiritualmente a las fuerzas armadas y a la Armada de México. “Sobre todo ahora, que el señor presidente de la República ha incrementado el apoyo del Ejército para enfrentar a la delincuencia”.

Por su parte, José Luis Hernández Hernández se pronunció en favor de la permanencia del Estado laico, libre de fanatismos y supersticiones, y rechazó el proyecto de reforma al 24 constitucional pues no es una demanda de la sociedad.

“Rechazamos que se utilice la libertad religiosa como fundamento para los reclamos de los antiguos privilegios religiosos, con el poder para involucrarse en la educación pública como hace 200 años, cuando decidían los destinos del país. La educación debe mantenerse ajena a cualquier doctrina religiosa y (debe prevalecer) la separación del Estado y la Iglesia”.

Hernández dijo que se debe promover un estado mexicano laico que respete la libertad de culto para todas las creencias, así como el respeto de la pluralidad de las ideas. “El estado laico se construyó con la guerra de Reforma, con la Revolución Mexicana y con el movimiento contra los Cristeros; se construyó con la sangre de nuestros hermanos y gracias a ellos tenemos la tranquilidad y podemos convivir con las diferentes creencias”.

Conminó a sus compañeros liberales y a la sociedad progresista a la necesidad de preservar el Estado laico en todas sus formas, pues es la única garantía de la paz social en México, donde el gobierno debe ser custodio.

A su vez, el presidente estatal de la Asociación Cívica Liberal Tamaulipeca, A.C., Ricardo René Martínez Rodríguez precisó que con la misiva enviada al Senado se está tratando de que sea desechado el proyecto de reforma “pues abre la puerta de una nueva guerra de poderes, y sobre todo, sabiendo que la iglesia católica es la más poderosa, habría un problema social y estamos buscando evitarlo”.

Explicó que si el texto del 24 constitucional es pasado por el Senado sería el inicio de una serie de reformas en cascada a la Constitución, incluso el poder imponer los conceptos religiosos en todas las aulas de la escuela pública.

“Está en riesgo la libertad de cada papá, para decidir la creencia religiosa que desee tener él y su familia”.

Martínez Rodríguez indicó que “la reforma desvirtúa la garantía individual para trasladarla a un ente colectivo, que en uso de la pretendida garantía y con el pretexto de un acto de culto religioso público, bien puede ganar las calles y las plazas o cualquier espacio de dominio público para ocultar intenciones ajenas a lo estrictamente religioso.

Es decir, precisó, se considera de alto riesgo sacar a las calles y plazas públicas a la Iglesia Católica con sus misas y demás ceremonias religiosas consideradas de alto impacto.

Ello, dijo, porque las mayorías de este país son sumamente vulnerables, además de que la norma se traduce en discriminatoria de las otras iglesias de notorias minorías, pero de gran respeto a las disposiciones legales vigentes, pues celebran sus actos religiosos ordinariamente en sus templos.

Las organizaciones liberales de Tamaulipas proponen, a través de un documento enviado al Senado, además de rechazar la reforma al 24 Constitucional “elevar al pleno y aprobar la diversa iniciativa de reforma para adicionar al artículo 40 constitucional, mediante la cual se incorpore la palabra ‘laica’ a las bases de la forma de gobierno como una República Representativa, Democrática, Federal y Laica”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...