Exigen legisladores a Gobernación frenar ya los excesos clericales

De no pronunciarse, «el titular de la dependencia será cómplice»

Los diputados federales perredistas Leticia Quezada y Vidal Llerenas formalizaron una denuncia ante la Secretaría de Gobernación contra el cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, por sus posturas sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo y las descalificaciones a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Gobierno del Distrito Federal y el PRD. Exigieron al titular de la dependencia, José Francisco Blake Mora, que haga valer la legislación y el Estado laico, ante lo que calificaron de flagrantes violaciones del prelado.

En entrevista, Quezada acusó al cardenal de mantener posturas que han polarizado a la sociedad, particularmente en Guadalajara, donde el pasado fin de semana las manifestaciones subieron de tono. Se ha polarizado un debate innecesariamente y eso no beneficia a nadie. Obviamente vivimos en un Estado laico que se debe respetar y cumplir lo que mandata el artículo 130 constitucional, expresó al justificar la denuncia presentada.

Leticia Quezada demandó una pronta investigación y respuesta de Gobernación para terminar con el clima de confrontación. Hay una violación flagrante a la Ley Federal de Asociaciones Religiosas y Culto Público. No decimos que sea toda la Iglesia, pero sí uno de sus jerarcas, quien están obligado a respetar el Estado laico y no involucrar a la institución en asuntos políticos.

La legisladora subrayó que “en algunas posturas de la Iglesia sobre la reciente validación de los matrimonios entre personas del mismo sexo se hacen llamados explícitos a no votar por un partido político, lo que supone una politización de sus argumentos. Los jerarcas –insistió– están obligados a respetar las leyes civiles que rigen a toda la sociedad mexicana”.

En el escrito, los legisladores hacen un recuento de las declaraciones del cardenal de Guadalajara y justifican el proceso legal que ha seguido la modificación a la ley en la ciudad de Mexico relacionado con los matrimonios y el respaldo de la Suprema Corte de Justicia. Enfatizan que el prelado comentó que los ministros de la Corte habrían recibido sobornos del gobierno de la ciudad para aprobar dichos matrimonios.

Quezada consideró que de no haber un pronunciamiento claro de Blake Mora en torno a las descalificaciones contra las instituciones públicas, “estaríamos ante un secretario que se puede convertir en cómplice de las posiciones homofóbicas, misóginas y discriminatorias expuestas por sectores de la Iglesia. Se sabría entonces –añadió– a quién está sirviendo la dependencia federal en detrimento de la reivindicación del Estado laico, a la que está obligada la Secretaría de Gobernación”.

Finalmente, demandó que las denuncias interpuestas por el PRD por dichas violaciones a la ley en que ha incurrido Sandoval Íñiguez no queden en letra muerta, y conminó a la dependencia a actuar ágilmente y atajar el clima de encono que se ha generado tras la decisión de la Corte y la reacción del religioso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...