Evo Morales pide a la Virgen de Urkupiña (Bolivia): «Que me acompañe para garantizar justicia social y soberanía”

El presidente Evo Morales conversa con el alcalde José María Leyes rodeado por el gobernador Iván Canelas y el ministro de Justicia, Héctor Arce, antes de la misa en Urkupiña. | José Rocha

El presidente Evo Morales acompañado del ministro de Justicia, Héctor Arce, y del gobernador Iván Canelas se unieron al alcalde de Cercado, concejales y gobernador de Santa Cruz para asistir a los actos religiosos, misa y procesión, en honor de la Virgen de Urkupiña.

Siguiendo una antigua costumbre, ayer, coincidieron en la festividad de la Virgen de Urkupiña políticos y autoridades.

Uno de los encuentros más inesperados fue el que se dio entre el alcalde de Cercado, José María Leyes, y el presidente Evo Morales antes de comenzar la misa en el templo de San Ildefonso.

Después de que Leyes rompió “el hielo” y se acercó a saludar al Presidente se registró un breve diálogo en el que también participaron con una expresión amena el gobernador Iván Canelas y el ministro de Justicia, Héctor Arce. Las autoridades intercambiaron unas palabras antes de la ceremonia religiosa.

El alcalde llegó a Quillacollo junto con el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas; el senador, Óscar Ortiz y los concejales. Luego, se presentaron los asambleístas departamentales del oficialismo como de la oposición; además de diputados y alcaldes de otros municipios del eje.

Pocos minutos después, llegó el presidente Evo Morales acompañado del ministro de Justicia, Héctor Arce, y del gobernador Iván Canelas. Como ya ocurrió en otras oportunidades, personas mimetizadas entre el público abuchearon al Mandatario.

Todos fueron recibidos por el alcalde Eduardo Mérida. Aunque ni siquiera se saludaron Morales y Costas, Leyes se aproximó a las autoridades nacionales para conversar por unos instantes. Sin embargo, durante toda la ceremonia los opositores y oficialistas evitaron intercambiar incluso la mirada.

Empero, el gesto en el momento de la paz entre Leyes y Morales generó varias reacciones en las redes sociales. Algunos manifestaron que fue un aspecto positivo de ambos y otros que es sólo hipocresía.

Las autoridades acompañaron a la virgen en procesión por la plaza.  Morales señaló: “Pido a la virgen que fortalezca nuestra humildad para seguir sirviendo al pueblo. Que me acompañe para garantizar justicia social y soberanía”, afirmó.        

Algunas personas lamentaron que la política empañe una fiesta religiosa de fe y devoción.

“Nosotros no venimos a ver a esos señores, queremos estar con la mamita. Eso es lo que nos importa y en lo que creemos, pero, resulta que hay problemas en la organización o confrontaciones que en lugar de realzar la fiesta la empañan”, dijo una de las feligreses, Rosa Aramayo.

AGUA Y UNIDAD, LOS PEDIDOS

Las autoridades asistentes a la misa central aseguraron que por la coyuntura que atraviesa Cochabamba y el país lo principal que se le puede pedir a la Virgen de Urkupiña es unidad y agua.

“Lo primero es agradecerle, porque yo vine los anteriores años a pedirle que interceda y nos hizo el milagro del agua, ahora podremos recibir 700 litros por segundo desde septiembre. También, hemos venido a pedir que una a todos los bolivianos. En especial, por aquellos que no tienen trabajo, que deben migrar en búsqueda de oportunidades para que nos quedemos a lado de nuestra familia”, señaló el alcalde José María Leyes.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, aseguró que es “muy mariano”, es decir devoto a la virgen. En esta oportunidad indicó que es importante agradecer por la unidad y el encuentro que genera la fiesta de la Virgen de Urkupiña.  Asimismo, indicó que su pedido fue: “que por una vez se tenga paz, prosperidad, que la justicia social sea una realidad. Y que los servidores públicos entendamos que debemos trabajar con transparencia y honestidad”. También estuvo Jhonny Fernández, que en el pasado militó en Unidad Cívica Solidaridad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...