Evo está decidido a poner fin a «privilegios» de Iglesia Católica

El presidente Evo Morales afirmó, este miércoles, que está decido a poner fin a supuestos privilegios que obtuvo la Iglesia Católica en el país, otorgadas por anteriores gestiones de Gobierno. Es más dijo que antes Estado – Iglesia Católica, "tenían todo el poder y lamentablemente otros grupos religiosos no tenían esto".

En conferencia de prensa, el mandatario afirmó que por la Constitución Política del Estado (CPE) los bolivianos decidieron la instauración de un Estado laico, donde todas las religiones tienen sus derechos y deberes por igual. "Por lo tanto no hay monopolio de las religiones, seguro que algunos católicos puedan molestarse", sostuvo.

"Antes había un monopolio de una religión, había una jerarquía y sobre todo la Iglesia era como Estado. Eso va terminando, ahí vienen las protestas y ese es un cambio también", manifestó el mandatario, quien expresó su sorpresa cuando, tras reunirse con todas las sectas religiosas, conoció el "monopolio del poder" que ostentaba la Iglesia Católica sobre las demás.

Evo Morales hizo esas declaraciones, luego que su Santidad el Papa Benedicto XVI, consideró "preocupante que la educación en América Latina sea puesta en peligro u obstaculizada con leyes que amenazan con crear una especie de monopolio estatal en materia escolástica".

Sin embargo, según la agencia EFE fuentes oficiales vaticanas, afirmaron que con esas palabras el Papa se refería de forma implícita a Venezuela, Ecuador y Bolivia, que han aprobado leyes educativas duramente criticadas por la Iglesia y otros sectores de la sociedad.

En ese contexto, Morales dijo que "cuando se trata de buscar cierta igualdad protestan. "Por su puesto tenemos la obligación de nacionalizar la educación. Seguramente algunas personas no aceptan eso, es un tema estructural que vamos cambiando y vamos a cambiar por supuesto, que bueno sería con la participación de ellos mismos", añadió.

El Gobierno de Evo Morales promulgó, en diciembre pasado, la nueva Ley de Educación "Avelino Siñani-Elizardo Pérez", en medio de las observaciones de la Iglesia Católica, los sindicatos de maestros y la oposición política, que consideran que la nueva ley discrimina a algunos sectores y promueve el "adoctrinamiento político" de los estudiantes.

El Papa Benedicto XVI manifestó su preocupación ante los embajadores de los 178 países que tienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede en el tradicional encuentro de principios de año.

El discurso del Papa se centró en la defensa de la libertad religiosa como camino fundamental para la construcción de la paz, y en esa línea dijo que reconocer la libertad religiosa "significa, además, garantizar que las comunidades religiosas puedan trabajar libremente en la sociedad, con iniciativas en el ámbito social, caritativo o educativo".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...