Evangelistas consiguen que SEV no haga obligatoria la celebración del Día de muertos en Veracruz

Reportarán a maestros que obliguen, amenacen o presionen a los niños a participar en los festejos – No creen en algunas tradiciones, pero las respetan y por lo tanto exigen el mismo respeto

COMENTARIO: La laicidad en la escuela no consiste en que no se obligue a unos alumnos a celebrar una fiesta religiosa, sino en que la escuela, como espacio público de toda la comunidad, creyente o no, de una religión o de otra, no puede celebrar ningún tipo de festividad religiosa. Sorprende que en un país constitucionalmente laico se mantengan este tipo de prácticas escolares claramente confesionales.


La comunidad evangélica de Veracruz logró que la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) no haga obligatoria la celebración del Día de muertos para los estudiantes que no profesan la religión católica.

El presidente de la Red Evangélica de Veracruz, Guillermo Trujillo Álvarez, dijo que ayer martes se reunieron con el titular de la dependencia, Adolfo Mota Hernández y se comprometió a respetar el acuerdo.

Incluso, proporcionó un número telefónico para que reporten si algún maestro obliga, amenaza o presiona a los niños para que participen en los festejos de Todos Santos.

"Vamos a reportar cualquier caso en donde obliguen a nuestros hijos a participar. Nosotros no creemos en algunas tradiciones pero las respetamos y por lo tanto, queremos el mismo respeto".

Resaltó que por primera vez en la entidad hay un acuerdo formal y oficial para que los hijos de más de un millón de evangélicos no sean obligados y/o sancionados con puntos en sus calificaciones por negarse a participar en las festividades que se realizan en las escuelas.

No se oponen a la referida celebración pero lo que sí era incómodo era la obligatoriedad para los alumnos que profesan otra religión diferente a la católica, con la amenaza de bajarle puntos en sus materias.

La subsecretaria de Educación Básica, Xóchitl Adela Osorio Martínez, ofreció enviar una circular a los supervisores escolares para que a su vez la hagan llegar a los directores de las escuelas, a fin de que no se obligue a los niños a participar en las actividades de esta tradición.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...