Europa y el velo integral musulmán (burka – niqab)

En medio de las preocupaciones por el aumento de la ‘islamofobia’ en Europa, la mayoría de los gobiernos del bloque comunitario han aprobado prohibiciones sobre las prendas de vestir religiosas que usan mujeres musulmanas y cubren gran parte de la cara, como el niqab o la burka. Recientemente lo hizo Dinamarca, país que en mayo de este año aprobó una ley que, aprobada por una votación de 75 a 30, entró en vigor este miércoles.

Y lo hizo en un ambiente enrarecido por la advertencia que lanzaron varias mujeres musulmanas.  “Creo que nos debemos integrar a la sociedad, con educación y demás. Pero no creo que usar un velo signifique que no puedo comprometerme con los valores daneses” dijo al portal Reuters una de de ellas.

El gobierno danés estableció para las mujeres que incurran por primera vez en esa ‘ofensa’ una multa de 1.000 coronas danesas (157 dólares). Si reinciden, el valor puede llegar hasta las 10.000 coronas (1.500 dólares) o una sentencia de cárcel de hasta seis meses. Amnistía Internacional calificó el hecho como una violación a los derechos de las mujeres y señaló en un comunicado que «todas las mujeres deberían poder vestirse libremente y usar ropa que exprese sus creencias».

De acuerdo con un reciente informe de la Fundación Open Society, solo seis países de la Unión Europea (Rumania, Grecia Croacia, Polonia, Portugal y Chipre) no han prohibido el velo islámico ni han discutido alguna propuesta en esa dirección. El resto tiene alguna restricción sobre la vestimenta religiosa usada por las mujeres musulmanas, incluida la prohibición del velo. El mismo informe indica que la mayoría de las medidas salieron a la luz después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, y que Francia ha  sido el pionero en la adopción de las restricciones (ver lista).

Francia

El gobierno galo tomó la delantera en 2004 cuando decidió prohibir cualquier tipo de vestimenta religiosa (incluidos pañuelos en la cabeza) en los colegios. Después, en 2011, proscribió el uso de burka o niqab en público.  El presidente de ese entonces, Nicolás Sarkozy, dijo sobre los velos que «no eran bienvenidos» en Francia.

Bélgica

Con una ley aprobada casi por unanimidad, el gobierno belga impuso en julio de 2011 una restricción similar a la francesa. Si una mujer cae en manos de la policía usando burka o niqab, puede ser condenada a pagar una multa de 1.400 euros o ir a la cárcel por una semana.

Italia

Los italianos no han formulado un sistema de multas, pero en 2010, la ciudad norteña de Novara impuso restricciones específicas para el velo islámico. Además, fue uno de los primeros países en prohibir los trajes de baño islámicos, mejor conocidos como «burkinis», que cubren el cuerpo entero. En la década del setenta Italia introdujo una prohibición general sobre las prendas de vestir que dificulten la identificación de una persona y por eso las restricciones quedan fuera de debate.

España

Una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de 2014 resolvió que prohibir el velo no viola los derechos humanos. De esa resolución echaron mano Cataluña y otras regiones españolas para prohibir la burka y el niqab, aun cuando el Tribunal Supremo de España había anulado esa medida porque consideró que limitaba la libertad religiosa.

Países Bajos

Desde 2015 las 100 mujeres que en Holanda usan el niqab o la burka no pueden tener sus caras cubiertas en «situaciones específicas donde es esencial que las personas se vean» como escuelas, hospitales y en el transporte público. Las multas allí llegan a los 500 dólares.

Suiza

Cualquier mujer que tenga el velo islámico en la región de Tessin, al sur de Suiza, puede pagar hasta 9.000 euros de multa, la más cara en todo el territorio europeo.

Austria

Ley antifaz. Así se llama la norma con la que el parlamento austriaco prohibió oficialmente los velos faciales en octubre del año pasado. Según esa ley, si los rasgos entre el cabello y el mentón no son visibles la persona debe pagar una multa de hasta 175 dólares.

De esa manera, Europa ha decidido prohibir a lo largo de su territorio una de las costumbres más arraigadas dentro de la religión islámica. El debate comienza cuando los que están a favor de la prohibición argumentan razones de seguridad en época de ataques terroristas y migración en aumento.  Pero plantea serios debates acerca del respeto a las libertades individuales, justo en las sociedades que se precian de defenderlos con mayor ahínco.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...