Europa Laica saluda el aumento de simbologia civil en tomas de posesion

EUROPA LAICA saluda a los cargos electos, fuerzas politicas e instituciones que han respetado la aconfesionalidad constitucional del Estado en la toma de posesion como cargo publico, al haberse realizado en gran parte de las nuevas corporaciones con ausencia de cualquier tipo de simbologia religiosa, acompañada tambien por la propia formula de acatamiento.

Es una evidencia que en las tomas de posesión que se produjeron, en el día de ayer, muchas concejalas, concejales, alcaldesas y alcaldes, optaron por fórmulas laicas y de compromiso ante la ciudadanía.

Todavía en muchos Ayuntamientos aparecieron diversos símbolos religiosos junto a la Constitución, pero es un hecho que también muchas tomas de posesión fueron laicas, es decir: civiles, dándose bastantes más casos que hace cuatro años. Ello significa que la secularización alcanza, poco a poco, también a la política, al menos en lo que tiene que ver con los gestos y los protocolos. Por ello Europa Laica saluda esta nueva situación y felicita a los y a las personas electas que contribuyeron a ofrecer a la ciudadanía principios de normalidad democrática. Por ello apoyamos y damos la bienvenida a las corporaciones que, desde distintos partidos o agrupaciones electorales, inicialmente se han pronunciado por la laicidad institucional.

Hace unos días recordábamos que dentro de la REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA que muchos han defendido en Campaña electoral, era nuestro deseo que se cumpliera estrictamente la Constitución de 1978. 16.3: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal” y ello afectaba a todos los cargos electos de cualquier ideología o convicción.

Sin embargo hubo todavía personas electas que, contrariamente a los que expresa la Constitución, siguieron un protocolo confesional, haciendo caso omiso a este imperativo legal. Esperemos que la secularización alcance al conjunto de los responsables públicos en el futuro. Para ello venimos exigiendo, desde hace años diversidad de medidas y entre ellas resaltan la anulación los Acuerdos concordatarios con la Santa Sede y que se apruebe una Ley de Libertad de Conciencia, para así evitar confusiones de este tipo.

La Iglesia católica y una parte importante de los políticos, hasta ahora, han ido levantando cortafuegos contra la secularización de las instituciones del Estado, como por ejemplo en la Educación, en la gestión de una parte de los Servicios sociales comunitarios y de la Sanidad, con la exención de tributos de los que disfruta, con la financiación de ésta por parte del Estado, con la usurpación de bienes de uso y utilidad pública y propiciando la participación de responsables públicos en actos y rituales católicos… Pero con voluntad política estas inercias confesionales e injustas se pueden romper, desde los diferentes ámbitos del Estado, comenzando por los Ayuntamientos y ello es lo que esperamos en este nuevo tiempo.

No obstante, ante este pequeño, aunque importante gesto protocolario, que han marcado muchos de los nuevos responsables políticos somos moderadamente optimistas, porque la secularización institucional y la regeneración democrática son fundamentales para construir un Estado laico.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...