Europa Laica denuncia los requisitos de admisión del colegio Huérfanos de San Vicente y la declaracion por las Corts de año San Vicente Ferrer en Valencia

Europa Laica califica de discriminatorio que se pida «estar bautizado» en un centro con subvenciones

Europa Laica y Valencia Laica denunciaron ayer ante la Fiscalía de la Comunitat Valenciana «los requisitos de admisión» del Colegio Imperial Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer por considerar que son discriminatorios, tras poner estos hechos en conocimiento de la Conselleria de Educación.

Según informó la entidad este colegio mantiene entre sus requisitos de admisión discriminaciones por razones de religión, como la de «estar bautizado por la Iglesia católica», o sobre la capacidad física o la situación de residencia legal del menor, según figura en su página web.

Europa Laica interpuso ayer ante la Fiscalía de la Comunitat Valenciana una denuncia por esta «inadmisible e ilegal situación» por si fuera constitutiva de delito.

Además, puso este asunto en conocimiento de la Conselleria de Educación, por si aún no lo supiera, y le instó a que abriera un expediente resolutorio sobre este tema «dada la circunstancia de que este centro está subvencionado con fondos públicos».

Sin embargo, fuentes del centro educativo explicaron a EFE que esos requisitos no son para la escuela, que se rige por los baremos que aplica la Administración, sino para la residencia de estudiantes que tienen, que es totalmente privada, y en la que acogen a menores, de Primaria y Secundaria principalmente, con pocos recursos.

También indicaron que «no tienen otro remedio» que exigir la residencia legal pues ellos no tienen la custodia de los niños y necesitan que sus familias tengan los papeles en orden para poderles dar esa atención, así como que tengan una tarjeta SIP por si se ponen enfermos o tienen que ir al médico.

También señalaron que aunque prefieren que los menores esté bautizados por la Iglesia Católica, pues el centro es católico y «encaja mejor en este tipo de centro un niño católico«, acogen y han acogido a los que no lo están o a menores de otra religiones.

Sobre la exclusión de menores que tienen alguna discapacidad física o psíquica o trastornos de conducta grave, desde el Colegio indicaron que no se trata de que no quieran atender a estos niños sino de que no cuentan con los medios necesarios para ello.

Además, explicaron que la residencia tiene actualmente a 90 internos, de los que unos 70 son alumnos de su escuela, un centro que ofrece cerca de 300 plazas de educación Primaria y Secundaria.

Por su parte, Europa Laica mostró también su disconformidad con la aprobación por parte de Les Corts Valencianas de una resolución para declarar el año 2019 como el de San Vicente Ferrer.

De esta manera, ha dicho, se da «carta blanca al Gobierno valenciano para sumarse con todo tipo de actos y estipendios públicos a las conmemoraciones del santo y patrono católico de Valencia en el sexto centenario de su muerte».

«Este hecho se añade a la ya larga lista de otras actuaciones similares por toda la geografía autonómica y municipal, donde las instituciones públicas promocionan la simbología confesional, en contradicción con la neutralidad exigida por la aconfesionalidad del Estado, cuando no contraviniendo los propios programas partidarios», denunció.

Europa Laica llamó pues a «la coherencia y diligencia» de las instituciones públicas y de los partidos que las sustentan para «avanzar hacia un Estado donde la laicidad como principio de convivencia democrática sea una realidad en beneficio de la libertad de conciencia de las personas y la igualdad de todos y todas sin discriminación ni privilegios».


También en:

El Diario

ComarcalCV

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...