Europa Laica denuncia los gravísimos atentados contra los Derechos Humanos del Estado Islámico

Nos reafirman en la necesidad del laicismo como marco de convivencia en la diversidad y en el respeto a los derechos humanos y la democracia.

Europa Laicadenuncia, ante la comunidad internacional y la opinión pública, los gravísimos atentados contra los Derechos Humanos que están teniendo lugar por parte del autodenominado “Estado Islámico”, así como la proclamación del llamado Califato en territorios de Irak y Siria, en tanto que es un gobierno teocrático y plenamente  ilegítimo.

El “Estado Islámico” vulnera los derechos humanos más elementales, principalmente el derecho a la vida y la integridad personal, a la libertad de conciencia, a la igualdad entre mujeres y hombres, y a la democracia. En su fanatismo teocrático, está realizando un genocidio religioso, de género y étnico, del cual están siendo víctimas los yezidis, cristianos, chíies, laicistas, ateos y agnósticos, así como las mujeres y los kurdos.

A la persecución religiosa y la limpieza étnica se unen las formas teocráticas de gobierno y la crueldad hacia todos los disidentes, incluidos niños: decapitaciones y otras mutilaciones, violaciones, esclavitud sexual, etc. Todo lo cual se intensifica, además, con el problema añadido de los refugiados que vagan sin alimentos, ni agua o mal viven en campamentos.

Europa Laicaconsidera urgente una intervención inmediata de la comunidad internacional, y rechaza cualquier tipo de intervención militar unilateral, especialmente por parte de los Estados Unidos. La Administración de EEUU, tanto la anterior de Bush como la actual de Obama, no es parte de la solución sino del problema. El integrismo islamista ha tomado fuerza en Irak y Siria por el vacío de poder y el caos después de la guerra de Irak y durante la guerra civil siria, ambas engranajes en la estrategia militar-imperialista de los EEUU para poner y quitar gobiernos a su conveniencia, ora integristas, ora dictaduras militares, según las circunstancias. Es la destrucción de los países, de sus infraestructuras, de sus recursos y sus instituciones lo que crea el caldo de cultivo del integrismo, y donde las víctimas de esa destrucción y fanatismo siempre son los más débiles. La comunidad internacional debe implicarse y actuar de acuerdo a los principios del multilateralismo, de la soberanía y la autodeterminación de las naciones y los pueblos, de la legitimidad democrática, de la legalidad internacional, de la separación estricta entre política y religiones, de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, de la erradicación de la pena de muerte, las torturas y los tratos degradantes, y de los derechos fundamentales a la educación, la sanidad y la cultura.

El “Estado Islámico”, como Al-Qaeda y otros grupos yihadistas, muestran el horror de la teocracia, del fundamentalismo y el integrismo religioso. Nos reafirman en la necesidad del laicismo como marco de convivencia en la diversidad y en el respeto a los derechos humanos y la democracia. No obstante, este horror integrista no puede servir de excusa para el recorte de derechos y libertades, ni para justificar ningún tipo de xenofobia ni islamofobia, ni para legitimar ninguna intervención imperialista unilateral.

estado islámico Irak 2014

Archivos de imagen relacionados

  • estado islámico Irak 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...