Europa Laica anima a no marcar la casilla de la Iglesia en la renta

Francisco Delgado aseguró que el año pasado la Iglesia Católica recaudó por ese concepto 241 millones de euros, mientras que las organizaciones sociales otros 244 millones de euros

Europa Laica de Albacete presentó ayer una campaña estatal dirigida a los contribuyentes del IRPF, para que no marquen la casilla de la Iglesia Católica, ni la dirigida a fines sociales.

Según informó su presidente a nivel estatal, Francisco Delgado, la Asociación Europa Laica tiene como finalidad la construcción de un Estado laico, para lo cual entienden que es necesaria la separación del Estado de las iglesias, «dado que queremos construir una democracia lo más perfecta posible».

Fondos del IRPF. Delgado recordó que los privilegios de la Iglesia Católica en el conjunto del Estado español son muy grandes, dado que se mantienen unos acuerdos de la Santa Sede que provienen de un Concordato del siglo XIX. Además, el presidente de Europa Laica informó que el año pasado la Iglesia Católica recibió en concepto del IRPF 241 millones de euros y otros 244 millones de euros las organizaciones sociales, «muchas de ellas vinculadas a la Iglesia Católica».

Sin embargo, el presidente de Europa Laica precisó que «ese 0,7% del IRPF no lo pagan más las personas que ponen la cruz en la casilla de la Iglesia Católica, sino que se detrae del conjunto de todos los contribuyentes».

Asimismo, Europa Laica tampoco desea que los contribuyentes pongan la casilla de fines sociales, «sino que creemos que todas las asociaciones que tienen un interés social, sean de la ideología que sean, tengan vía Presupuestos Generales del Estado, su asignación correspondiente».

Además, esta asociación informó que la Iglesia Católica se va a gastar este año cuatro millones de euros financiar la campaña publicitaria animando a los contribuyentes a poner la x en su casilla.

Por otro lado, Delgado calificó de «lamentable que mientras la Iglesia Católica puede hacer sus campañas de publicidad en colegios o vallas publicitarias y que por contra tenga que ir a través de una moción al Pleno del Ayuntamiento que una organización social pueda hacer o no publicidad en los autobuses urbanos. Por ello, yo si fuera el Ayuntamiento le quitaba a la empresa de los autobuses la gestión de la publicidad, porque no es una publicidad atentatoria».    

Archivos de imagen relacionados

  • IRPF Albacete2009
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...