EUPV pide que se declaren nulas las inmatriculaciones de la iglesia católica realizadas entre 1998 y 2015

El diputado de EUPV en el Congreso de los Diputados, Ricardo Sixto, ha anunciado que va a presentar una Proposición No de Ley (PNL) a la Mesa del Congreso instando al Gobierno central a que, en base a una reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, declare nulas todas las inmatriculaciones de bienes del Estado realizadas entre 1998 y 2015 por la iglesia católica y redacte una nueva Ley Hipotecaria y del Catastro. Sixto ha explicado que en 1998, y gracias al derecho especial de inmatriculación instaurado por el Gobierno de José María Aznar, se le permitía a la iglesia católica anotar propiedades a su nombre con certificaciones expedidas por los obispados. «Este derecho, mantenido incompresiblemente por el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, fue, finamente, eliminado por el Gobierno de Mariano Rajoy el pasado año con la aprobación de un nueva norma ante el malestar que estaba provocando entre la sociedad», ha dicho el diputado valenciano.

Según ha afirmado Sixto, «es más que evidente que a lo largo de más de tres lustros la iglesia católica ha realizado un masivo proceso de apropiación de propiedades públicas mediante un proceso de inmatriculación bajo el mandato de diferentes gobiernos, tanto del PP como del PSOE, y que ha posibilitado esta gigantesca operación», ha afirmado, quien ha añadido que este procedimiento precisamente ha sido cuestionado recientemente por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el cual pone en duda su rigor jurídico al señalar en una sentencia que ese derecho de inmatriculación fue reconocido a la iglesia católica «por la legislación española sin justificación aparente».

Para EUPV, «se trata de un hecho muy grave ya que estamos hablando de saltarse la legalidad vigente en España durante todo el siglo XIX y parte del XX, una legalidad que llevó a que el Estado fuese propietario directo, después de diversas leyes desamortizadoras y que asentaron la propiedad del Estado de diversos bienes, sobre todo de culto que, históricamente, habían pertenecido a la iglesia católica».

Sin embargo, -ha continuado el diputado valenciano- «la nefasta gestión llevada a cabo tanto por el PP como por el PSOE durante los últimos años ha llevado a que la iglesia católica haya revertido estos procesos desamortizadores y esta situación, absolutamente irregular bajo nuestro punto de vista, y que sólo se puede solucionar con una medida legal».

Por ello, Ricardo Sixto considera que se hace necesaria una nueva ley «que deshaga los perversos efectos que tuvo el conceder a los obispos este privilegio, cuestionado incluso desde instancias europeas, de la inmatriculación y haga revertir estos efectos devolviendo estos bienes al Estado, que es su legítimo propietario».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...