Etiquetado: Máximo Pradera

Chupacirios y meapilas

El lunes fue un día grande para los laicos. No digo para los ateos, entre los que me encuentro. Ni para los anticlericales, entre los que estoy a veces. Digo para los laicos, los partidarios de la completa separación Iglesia/Estado. Se puede ser laico y desear que no arda ningún obispo ¿no? Esa mesa de juras y promesas, libre, vacua y expedita de biblias, crucifijos y rosarios era una maravilla....