Etiquetado: Francisco Gil Craviotto

Las hijas de Galileo. Virginia (1600-1634) y Livia (1601-1659)

Galileo Galilei, el sabio y erudito italiano que la Inquisición estuvo a punto de quemar vivo, porque había descubierto que el Sol no gira alrededor de la Tierra, tuvo con su amante Marina Gamba dos hijas y un hijo. La primera de los tres fue Virginia, que vino al mundo el 16 de agosto del año 1600; la segunda, Livia, que llegó un año después (1601) y el último, el...

Luís Seco de Lucena y el arzobispo Meseguer

Hace unos pocos años, cuando preparaba en la Casa de los Tiros la exposición Seco de Lucena, de la que fui coordinador  -detesto la palabra comisario-, entre los muchos papeles que aparecieron, surgió uno que inmediatamente me llamó la atención: una carta del arzobispo de Granada, José Meseguer y Costa, al director del periódico “El Defensor de Granada”, Luís Seco de Lucena. Estaba manuscrita -caligrafía muy clara y legible- y...

Otra vez la Semana Santa

La dirección de la revista Wadi-as me pide que escriba algo –lo que yo quiera, me dicen– sobre la Semana Santa. La verdad es que hubiese preferido que, dada la fecha del 14 de abril, me hubieran pedido algo sobre la Segunda República Española, que sólo en cinco años de existencia, creó más escuelas y bibliotecas que todos los gobiernos que la precedieron y siguieron; pero, como lo que  me...

Mujeres

Todos los años mueren en España entre cincuenta y sesenta mujeres asesinadas por sus maridos, amantes o novios. Esto nos da una media de una mujer muerta cada seis días. Es algo enorme, terrible, pero ya tan repetido, que apenas si es noticia en los diarios de la tele y la prensa. A este paso vamos a llegar al absurdo de que sea noticia la semana que transcurra sin ninguna...

Estampa de primavera. Recuerdos de mi infancia en el internado de frailes

Recuerdo que, mientras estábamos en la capilla, en los soporíferos rosarios y novenarios de todas las tardes o en el víacrucis de los viernes, se oía a intervalos el griterío de los vencejos que sobrevolaban el patio del colegio cazando insectos. Cuando yo era niño vivía en un pueblo de la Alpujarra y la primavera, año tras año, era un auténtico derroche de flores y perfumes. Comenzaba siempre con la...

Estampa de otoño

COMENTARIO: No es usual incluir en el Boletín de la Laicidad textos literarios. Sin embargo, este del escritor granadino Francisco Gil Craviotto ilustra de una manera magistral, con sorprendente sobriedad y ligereza, aspectos capitales de las prácticas católicas que, en mi opinión, las hacen enemigas de la libertad de conciencia: el uso de la irracionalidad, en concreto de los milagros «sobra decir que falsos, pues todos lo son» para engañar...

Carta a Olalla Castro

La felicito, porque usted tuvo la suerte de poder estudiar en una escuela semi-laica. La laicidad total para mí es otra cosa. La trataré después. Yo no tuve tanta suerte. En la escuela de mi pueblo, a más del crucifijo y sendas fotos de los fundadores del fascismo español, Franco y José Antonio Primo, también había un cuadro de la Inmaculada. Los chicos teníamos obligación de aprender todas las oraciones...

Magnífica conferencia de Rosa Regás

Uno de los asistentes a la Conferencia de Rosa Regàs en Granada con motivo de la celebración por GRANADA LAICA del DÍA DEL LAICISMO Y LA LIBERTAD DE CONCIENCIA nos remite este comentario, en el que se recoge la opinión de la mayoría de los 200 asistentes a dicho acto que abarrotaron el Salon de Grados de la Facultad de CC. Políticas y Sociología de la Universidad de Granada.  ...