Estudiantes musulmanes lamentan que en España «hay que romper el ayuno durante el Ramadán para hacer exámenes»

Desde el año 92 está regulado en España el tema de los permisos por festividades religiosas, pero queda en «papel mojado»

Los estudiantes musulmanes creen que, de momento, aquí no se podrá seguir los pasos de Reino Unido

El mes sagrado de Ramadán dará comienzo este año en España entre los días 5 y 7 de junio y, según el ciclo lunar, podrá durar entre 29 o 30 días. A diferencia de los años anteriores, esta época abarcará casi en su plenitud el periodo de exámenes en muchas de las universidades españolas y en las pruebas de acceso a los centros superiores.

Este jueves Reino Unido dio a conocer que adaptará por primera vez el calendario escolar al Ramadán por no penalizar a los estudiantes musulmanes. Esta adaptación consistirá en programar las materias más importantes antes del inicio de la festividad y realizarlas por la mañana o al mediodía.

En el caso de España, ya hay una regulación sobre este tipo de festividades religiosas en los Acuerdos de Cooperación de 1992, concretamente en el artículo 12 que reza que algunos días como el Eid al-Fitr (La fiesta de la ruptura del ayuno) deberían estar dispensados de la asistencia a clase y de la celebración de exámenes.

Sin embargo, estos permisos en muchas ocasiones «no se aplican», como indica a EL MUNDO Mohamed Said Alelich, el imam y presidente de la Asociación de Jóvenes Musulmanes de España. Recuerda cómo el año pasado, que también coincidió algunos días en exámenes dado que se inició Ramadán el 18 de junio, algunos estudiantes musulmanes le demandaron permiso para poder romper el ayuno.

Mohamed afirma que «romper el ayuno no es la solución» ya que esto «no es nada nuevo»; sin embargo, asevera que «es necesario reclamar un derecho que está recogido pero por desconocimiento, no se hace efectivo«, considerando este acuerdo de cooperación un «papel mojado».

Esta iniciativa británica es vista por Silvia Meseguer Velasco, profesora de Derecho Eclesiástico de la Universidad Complutense de Madrid como «algo positivo», siempre y cuando «no perjudique al resto de estudiantes». Su declaración se centra en el derecho norteamericano del acomodo a las prácticas religiosas. El objetivo, como comenta Meseguer, es «favorecer la libertad religiosa y que puedan cumplir todos, sin problema, sus obligaciones».

Ninguna queja en el ámbito educativo

Hanane, estudiante musulmana de Lenguas Modernas y sus Literaturas en la Universidad Complutense de Madrid, reconoce que para ella «nunca ha supuesto un problema el realizar exámenes en este periodo», al igual que comentan varios estudiantes musulmanes de la Universidad de Granada que ni siquiera han contemplado cambiar las fechas de las pruebas finales.

Ante la posibilidad de que se pueda adaptar aquí en España, Hanane se muestra escéptica por el momento y piensa que «en España, ahora, no sería posible adaptar el calendario de exámenes a Ramadán ya que una mayoría de personas serían bastantes reacias a este cambio». Aunque cree que en un futuro sí se podría hacer.

Nicolás Fernández Guisado, presidente del sindicato Anpe, explica a este periódico que en España «esto no es un problema o, al menos, nunca hemos tenido una demanda de este tipo, porque además el porcentaje de población musulmana estudiante, fuera de Ceuta y Melilla, es muy bajo. Sólo una vez nos pidieron un ajuste por el tema de la alimentación en los comedores escolares y eso sí se estudió, pero nada más». Sin querer entrar a valorar la medida del Reino Unido, de la que desconoce los detalles, Guisado sí indica, de forma general, que «la integración en otro país exige un esfuerzo de todas las partes».

En la misma línea se expresa Francisco García, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, que no quiere crear una polémica que aquí en España piensa que no existe. «Yo estoy a favor de adaptar los exámenes a las características generales y mayoritarias del alumnado». Y, «cualquier petición habrá que estudiarla», zanja.

Los musulmanes representan aproximadamente en España el 3,9 % de la población total de habitantes, españoles y extranjeros, según datos de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE).

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...