Estrategias de desarrollo del laicismo en los centros

Presentado por J.A. Naz en la Escuela de Verano de Priego 2007.
 
                     
GUIÓN DEL TALLER
 
            1.- OBJETIVOS:
                        – Reflexionar. Analizar la realidad y los documentos
                        – Exponer y Debatir propuestas. Concretar acuerdos.
                        – Elaborar planes y medidas de actuación. Realizables.
 
            2.- SITUACIÓN
                        – Marco sociopolítico. PP entregado y cómplice de la jerarquía católica. El PSOE balancín .Amenaza contra la LOCE y les da más privilegios en la LOE. Se supone que son muchos votos. Consentimiento social. Al margen de la militancia religiosa real de la sociedad, lo que no cabe duda es del poder y la influencia de la Iglesia Española en la actualidad. Fundamentalmente mediante su presencia y su gran papel en la Educación, en los centros de enseñanza y en otras actividades de servicios sociales , cedidos por los servicios públicos. Se está a punto de concertar la enseñanza infantil, lo que supondría dejar desde el inicio la enseñanza en manos de centros religiosos confesionales. Y esto no es una cosa del PP, de la derecha, en Andalucía, donde hay gobierno del PSOE desde siempre, con autonomía plena en Educación se firmó un acuerdo con las diócesis de Andalucía en 1993 (BOJA 75, de 13 de Julio)que permite y aprueba:
          Que la Religión y Moral católica es una materia de oferta obligada en todos los centros educativos.
          Que el curriculo de esa materia es competencia exclusiva de la Conferencia episcopal.
          Que esa misma conferencia define los criterios de Evaluación, y aprueba o desautoriza los libros de texto.
          Que la autoridad eclesiástica propone y destituye al personal docente, según sus criterios, aunque el sueldo y las indemnizaciones por despido improcedente las pague el gobierno.
          Que el profesorado de religión es, a todos los efectos, como cualquier personal de la administración pública en cuanto a derechos, formando parte del claustro, pudiendo organizar actividades extraescolares, participando en las actividades de formación del centro.
          Que existan profesores de religión con función asesora pagados por la Consejería.
          Que la Inspección tenga en cuenta las propuestas de la jerarquía eclesiástica en su función evaluadora del sistema educativo.
 
                        – El fundamentalismo de la Iglesia Católica.– Involución de la Iglesia Católica. Juan José Tamayo, Director de la Cátedra de Teología y ciencias de las Religiones, de la Universidad Carlos III) en el País, 4 de Octubre. La escalada de la Jerarquía católica contra el gobierno democrático no se da con tanta virulencia desde la década de los ochenta. “Los obispos comienzan utilizando un lenguaje apocalíptico, de cruzada, y terminan llamando a la movilización de los católicos”. El Cardenal Julián Herranz , miembro del Opus Dei acusa al PSOE de “laicismo agresivo” y “fundamentalismo laicista”; El Arzobispo de Pamplona, define el divorcio como “contrato de alquiler”;Juan Antonio Martínez Camino, secretario de la Conferencia episcopal, define la legalización de matrimonios homosexuales como “virus” y “falsa moneda”; el obispo de Jerez, Juan del Rio afirma que “estamos al inicio de la suplantación cultural del humanismo cristiano, que ha vertebrado Europa, por un humanismo cívico y materialista que, bajo un ropaje democrático oculta su totalitarismo de origen”. Hasta el arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, de los más moderados, se ha sumado a la alerta contra el “fundamentalismo laicista” y la “persecución” del Estado laico contra la religión; O Joaquin Luis Ortega, hombre de Tarancón y portavoz de la Conferencia Episcopal en la época de Felipe González afirma que “la Iglesia está siendo severamente amenazada”, “En España la implantación del laicismo pasa necesariamente por la descristianización”, aprecia en los poderes públicos “una especie de mimo por el Islam”, y llega a plantear que una cosa es que la Conferencia episcopal aceptara “una Constitución laica” y otra muy distinta que se acepte el desarrollo “programático e ideológico” y que aunque “el Estado laico tiene que ser neutral”, por otro lado “debe ser sensible a las creencias de la sociedad”, para decir con toda claridad que “la Iglesia tiene que reclamar el diálogo que le corresponde, un diálogo institucional”.
            El mismo Juan José Tamayo, en Le Monde Diplomatique de Julio hace un exhaustivo estudio de esta involución, que comienza con la desaparición del Cardenal Tarancón y la restauración promovida por Juan Pablo II. Afirma que “Hoy el episcopado español, sin apenas excepciones relevantes, mira al pasado preconciliar más que al futuro postconciliar”. Desde aquella época “ha ido ganando terreno el neoconservadurismo en el terreno religiosa y el neoconfesionalismo en el político”. Cribas entre los teólogos de la liberación y los más avanzados, despidos de profesores y profesoras de religión, etc… La clave del 8 de Octubre publica un estudio muy interesante sobre los aliados en la reacción de la Iglesia contra el Gobierno: José Bono…(pag. 6-11) citas de los grupos de presión más conservadores dentro de la Iglesia y sus miembros célebres políticos..
 
                        – Otras Iglesias. Ya hay algunos profesores de otras confesiones religiosas en los centros educativos públicos. En el presupuesto de 2005 el gobierno asigna 3 millones de euros para las confesiones minoritarias, gestionadas por un patronato
                        – La Religión en la Escuela, las normativas y las rutinas. La constitución dice que las familias pueden solicitar la impartición de la religión a sus hijos, pero lo que en realidad sucede es que “se solicita a las familias si quieren o no” tener dichas enseñanzas para sus hijos; las enseñanzas alternativas planteadas en la ley, brillan por su ausencia, y son sustituidas en muchos centros por pasillos, despachos de directivos, aulas diversas… niños y niñas arrumbiados/as Pero la discriminación y arbitrariedad mayor y múltiple está en la estructura organizativa, contenidos y aplicación concreta de estas enseñanzas religiosas: – estatus del profesorado:contratación y despido arbitrario, no control del sistema educativo, irregularidad de acceso, igualdad de derechos; – los contenidos atentan contra las otras enseñanzas científicas y los objetivos generales de la enseñanza, además de menospreciar otras concepciones ideológicas : se obliga a descubrir “el hecho religioso”, se posterga el pensamiento científico ante el análisis de “los factores que subyacen al hecho religioso”, no confronta al alumno/a al hecho científico, sino “al misterio, el temor y la fascinación de lo religioso”; se presenta la religión como la respuesta única a los grandes interrogantes, “el origen de la vida, el sufrimiento, la muerte. Las religiones y el sentido de la vida”; se desprecia explícitamente el ateismo, identificándolo con el laicismo, ligándolo a las dictaduras, a los totalitarismos de Estado; al concebir su concepción ideológica como la verdadera se trasmite rechazo y ridiculización de otras, fomentando el fanatismo, atacando directamente el fin último de la Enseñanza que es crear personas libres de tutelas y con conocimientos y métodos científicos; – estructura y funcionamiento al margen de la norma general para todas las materias: contenidos, evaluación, libros de texto, actividades, etc., no responden al Plan Anual y al Proyecto de Centro, sino a las directrices no controladas del episcopado, aunque contradiga las propias leyes y la normativa obligatoria del Sistema Educativo.
 
                        – Agresiones y respuestas. Artículo de Javier Marías, de Luis García Morente.
 
            3.- FUNDAMENTOS PARA LA ACCIÓN
                        – Bases legislativas: Concordato – Constitución – LOE. Guía de Granada Laica.
                        – Conceptos claves::
                                   Laicismo. . Esta característica consiste en el respeto a las vivencias y creencias religiosas individuales que quedan en el ámbito de lo privado y al margen de las ofertas y las actividades públicas de la organización social de los Estados. “El laicismo sólo favorece aquello que resulta de interés general, a la vez que promueve, junto a la autonomía moral e intelectual de las personas, la libertad de conciencia y la plena igualdad de sus derechos, sin discriminación de sexo, origen o convicción espiritual” (Henri Peña Ruiz, filósofo del Instituto de Estudios Políticos de París
                                   Estado aconfesional/ Estado laico. El Estado Español es aconfesional, es decir no tiene una religión Oficial. Pero mantiene relaciones institucionales especiales y concede una serie de privilegios y prebendas a la Iglesia Católica, que no corresponden a las que cualquier Estado debe tener con cualquier tipo de asociación social. El Estado de Derecho con mayúsculas, que representa a toda la ciudadanía del país, debe ser laico, siendo tremendamente escrupuloso en el respeto a las libertades y a los derechos y deberes de todos y todas. El ejemplo más cercano es el Estado Francés, cuya legislación exige la total neutralidad de lo público ante los planteamientos ideológicos y religiosos, ya sean mayoritarios o minoritarios en la sociedad.
 
                                   Libertad religiosa y democracia- Se utiliza cada vez más la palabra “libertad” para justificar la imposición y los privilegios individuales en la sociedad, sobre todo de grupos fundamentalistas religiosos, como la Iglesia Católica. Libertad para tener una educación sectaria, para imponer los criterios religiosos a la sociedad civil. Y esto se justifica, “porque estamos en una democracia”, donde “la mayoría se impone”. Los estados democráticos sólo lo serán si legislan para evitar tales opresiones. Como decía un cura de la Revolución Francesa: “cuando hay disputa entre débiles y poderosos, la libertad oprime y la ley libera En una democracia, el poder no viene de Dios, sino del pueblo, que elige a sus representantes, para que elaboren las leyes respondiendo a la ciudadanía que los ha elegido y no a los credos religiosos.
                                   Hecho religioso/ Iglesias. La religiosidad es creencia y vivencia personal e individual, que puede coincidir o depender de los principios o las ideas de una determinada Religión. Las religiones como modelos ideológicos se organizan en la Historia como estructuras de poder, las Iglesias, que funcionan como Estados, ejemplo del Vaticano. . El Estado Democrático debe respetar la religiosidad individual y velar por el derecho personal a las ideas, pero debe evitar la imposición de las Religiones mediante sus Iglesias en la sociedad civil
 
            LAICIDAD Y CIUDADANÍA.
            – La laicidad es eje imprescindible para una ciudadanía democrática. Es la columna vertebral de una verdadera República. Es la regla de vida de una Sociedad Democrática, que debe dar al ser humano, sin diferenciación de raza, sexo o creencia, los medios necesarios para desarrollarse responsable y libremente. El humanismo laico, reposa sobre los principios de la libertad absoluta de conciencia, la libertad de espíritu, la emancipación más allá de todos los dogmas. La idea del Humanismo, ligada al laicismo se ha desarrollado en Europa en el Renacimiento, en la Reforma, en la Revolución francesa y en España fundamentalmente en el breve periodo de la Segunda República.
            – El laicismo eje de la espiritualidad. El antiguo presidente de la Unión Europea, Jacques Delors se quejaba de que “la crisis moral de la democracia se debe en parte al debilitamiento de la espiritualidad”. Entre los valores que deben regir la política es fundamental el del laicismo, la laicidad como la entiende el teólogo Rafael Diaz Salazar (Izquierda y cristianismo): “la Laicidad política consiste en el rechazo de la imposición de una única religión o ideología como principio de configuración cultural, política y moral de la sociedad. La laicidad se opone al monopolio ideológico de un confesionalismo religioso o de una determinada filosofía que pretenda regir unidireccionalmente el estado o la Sociedad…En este sentido, lo que se opone a la laicidad es la dictadura ideológica o el confesionalismo, no la espiritualidad, que es siempre expresión de la vivacidad y energía de la cultura”.
            La laicidad es la tolerancia y la curiosidad hacia los otros, el rechazo del dogmatismo, la libertad de manifestar sus ideas sin imponerlas con la ayuda del poder, el respeto a las convicciones personales de cada uno. En la esfera pública, fuera de su casa y su iglesia, las personas deben encontrarse sin etiquetas religiosas o ideológicas. La laicidad no entra en contradicción con la religiosidad individual, sino con la religión del poder.
          La laicidad base del Estado Democrático y del respeto a las
religiones. El respeto de todas las ideologías y religiones y la independencia del Estado y de las Religiones son la única garantía para el desarrollo de los valores comunes del ser humano y de una Constitución que regule respetando los derechos de toda la ciudadanía sin excepción. El sacerdote y teóloga Benjamín Forcado (País 16 de Octubre) aprueba que el estado trate de “suprimir acuerdos o normas cuando establecen ventajas o privilegios que contradicen la Constitución y el sentir actualizado de los católicos” y esto no puede considerarse como un “asedio o intento de liquidar a la Iglesia Católica, sino voluntad de respetar lo que es norma común para todos”. Porque la laicidad es “condición básica del ser humano… y que lo acredita como ciudadano para la convivencia… La diversidad no excluye la universal entidad ontológica de todo ser humano, presente en todo pueblo, en toda cultura, en toda religión.”
 Afirmar esto es seguir la doctrina vigente de la Iglesia dictada por la
autoridad del último Concilio, el Vaticano II:
“ La Iglesia no se confunde con la comunidad política ni está ligada a
sistema político alguno. Ambas son independientes y autónomas. La Iglesia no pone su esperanza en privilegios dados por el poder civil, renunciando incluso al ejercicio de ciertos derechos legítimamente adquiridos tan pronto como conste que su uso puede empañar la pureza de su testimonio…” (Gaudium et spes) .
En este marco común del laicismo constitucional y defendido por el
gobierno, cada religión puede desarrollar sus actividades en múltiples espacios, cultivando sus diferencias, con las garantías de libertad y de no imposición. Pero “ninguna Iglesia, sea cual fuera el Dios al que representa, puede invocar ya el ‘fuera de nuestra Iglesia no hay salvación’, sino más bien el ‘fuera del mundo no hay salvación’”.
          La laicidad base de una educación liberadora, científica y
humanista. La escuela debe educar en la universalidad, en las relaciones y en el conocimiento, en el saber cultural, en el desarrollo personal de sí mismo para vivir en el mundo real, haciendo saber que los conocimientos son universales pero las creencias individuales y que las religiones y el ateismo pertenecen a la esfera privada. La escuela pública y estatal debe garantizar esta educación universal, Esto se contradice con el falso concepto de “libertad” de las familias en elegir un tipo de educación que perpetúe y acentúe sus propios prejuicios culturales e ideológicos. La libertad real del estudiante no está en la pluralidad de ofertas de escuelas confesionales o ideológicas, sino en el pluralismo dentro de la escuela pública laica.
 
 
            4.- MEDIDAS PARA DESARROLLAR EL LAICISMO EN LOS CENTROS
                        – En el Aula. Manifiesto, profesorado. Valores ciudadanos, respeto, libertad. Signos.
                        – En las Tutorías. Análisis de los artículos de la Declaración de derechos humanos: libertad de creencias…
                        – En el ROF. Ausencia de connotaciones religiosas, mención al respeto y la libertad de conciencia.
                        – En los Equipos Directivos. Velar por el cumplimiento de las normas y la no invasión religiosa.
                        – En las actividades complementarias. Promover conferencias, visitas, actos laicos.
                        – En la Educación para la ciudadanía. El laicismo eje de la ciudadanía.
                        – En el Proyecto de Centro. Finalidades, Objetivos prioritarios, etc,
                        – En las AMPAS. Formación, Información.
                        – En las Asociaciones de Alumnado. Promover y hacer exigir el funcionamiento laico.
                        – LA MATRICULACIÓN. Documento Aclaraciones…
 
            5.- MEDIDAS COMPLEMENTARIAS NECESARIAS
                        – Formación Inicial del Profesorado. Formación Ciudadana – laica.
                        – Formación continua: los CEPs. Seminarios, Cursos (el de Granada Laica)
                        – Exigencias a los partidos políticos. En los Programas. En las comparecencias públicas.
                        – Demandas a las Instituciones . Cumplimiento constitucional. Independencia. Alternativas a los ritos.
                        – Educación cívica de la sociedad. Grupos activos. Laicismo – Eje de la Democracia real-

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...