Estrasburgo respalda la prohibición de construir minaretes en Suiza

La Corte Europea de Derechos Humanos estima que la restricción no vulnera derechos fundamentales

El 29 de noviembre de 2009, los suizos votaron en referéndum a favor dela prohibición de construir minaretes en las mezquitas del país, con una mayoríadel 57,5% de votos. Esta medida causó una tormenta mediática y puso a la pequeña Suiza en el foco de atención de Europa. Tras el polémico resultado, el 15 de diciembre de 2009, dos organizaciones islámicas con base en el país alpino presentaron una demanda ante la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH), con sede en Estrasburgo, alegando que la medida adoptada por Suiza vulneraba sus derechos fundamentales.

Hoy la CEDH ha definido como inadmisible la demanda al considerar que quienes presentaron la denuncia "no son víctimas de una violación de sus derechos humanos". Los demandantes son Hafid Ouardiri, co-presidente de la Fondation de l'entre-connaissance (Fundación para el contacto intercultural) y la Liga de Musulmanes de Suiza.

Los demandantes alegan que la prohibición de construir minaretes en las futuras mezquitas suizas constituye una violación de su libertad de culto y una discriminación. Pero los siete jueces con autoridad sobre el caso consideran en su veredicto que si bien Ouardiri y la Liga "están heridos en sus convicciones religiosas", la nueva ley no tiene "ningún efecto concreto" en sus vidas y, por tanto, no son víctimas porque ninguno de ellos tiene planes de edificar minaretes en un futuro cercano.

"Éramos muy conscientes de las limitaciones de nuestra demanda, pero quisimos reaccionar ante algo que consideramos injusto", ha comentado a este diario Hafid Ouardiri, el demandante que es igualmente exportavoz de la Gran Mezquita de Ginebra. "La Corte de Estrasburgo afirma que no somos 'víctimas directas' de esta prohibición, pero este fallo deja entender que habría lugar a otras demandas futuras de gente u organismos que sí se vean afectados y sean víctimas directas de esta interdicción", ha continuado Ouardiri, que es una presencia habitual en los medios de comunicación de Suiza.

Preguntado acerca de si su actitud no va contra la mayoría de votantes suizos, que expresaron de manera clara su voluntad, Ouardiri ha afirmado: "No corresponde al pueblo suizo decidir lo que es, o no es, esencial en mi religión. Mis derechos fundamentales a la libertad de culto no pueden ser violados porque lo digan los suizos. El pueblo es soberano, pero no siempre tiene razón. Aquí de lo que se trata es de estigmatizar indirectamente la práctica del islam y a los musulmanes de Suiza".

Archivos de imagen relacionados

  • minarete suiza
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...