Estatua de Juan Pablo II: Consejo de Monumentos tiene en la mira su gran tamaño

Según la ley, el organismo debe aprobar su instalación. Secretario de la entidad se reunirá con la alcaldesa de la comuna de Recoleta para zanjar la polémica.

Esta mañana el secretario del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), Oscar Acuña, aclaró qué papel jugará la institución en el proyecto para instalar una estatua de 7,5 metros de alto con la figura del Papa Juan Pablo II en la plaza ubicada frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

El monumento —diseñado por el escultor Daniel Cordero y que tiene un valor de $400 millones— fue ideado por la Universidad San Sebastián, entidad que, según Acuña, no ha solicitado el “necesario” permiso para erigir la estatua. “Al Consejo no ha ingresado ni siquiera un atisbo de proyecto”, apunta… y añade: “Se requiere la autorización del Consejo. Sin ella es imposible que la estatua sea instalada. Antes nosotros tenemos la facultad para decretar la paralización de las obras”.

—¿Y qué criterios aplica el Consejo para tomar una decisión final?
—Primero, un tema de valores, en donde pienso que no habrá problemas. Nadie discutirá la importancia que tuvo Su Santidad para Chile. Pero también el tipo de monumento…

—¿El tamaño de la escultura puede significar el rechazo al proyecto?
—Yo siento que el tema de las dimensiones y el emplazamiento va a ser un tema de fondo. No es algo accidental.

—¿En el Consejo se han sentido pasados a llevar?
—Es algo desafortunado y lamentable que no se siga el conducto legal, porque lo esperable y sano es que caminemos en conjunto, como sucedió con el memorial de Jaime Guzmán.

Contactado hoy por “La Segunda”, el arquitecto Cristián Boza, decano de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de la Universidad San Sebastián y director de la oficina a cargo del proyecto de la plaza Juan Pablo II (que incluye estacionamientos y un zócalo comercial), aseguró no poseer mayores antecedentes sobre la polémica suscitada a raíz de la escultura. “Imagino que sí”, respondió escuetamente al ser consultado si la universidad solicitará la autorización para erigir la estatua al Consejo de Monumentos Nacionales.

Acuña, en tanto, replicó a lo señalado por Boza la semana pasada: “Cristián Boza está radicalmente equivocado cuando dice que la tuición de los parques, para estos efectos, la tiene la municipalidad. Craso error: la ley es muy clara al indicar que respecto de todos los monumentos conmemorativos existe una aprobación especial del Consejo, que tiene que dar su visto bueno. Es el cuidado de los monumentos el que es tarea de los municipios”.

¿Qué dice la ley? “No podrán…”

La Ley de Monumentos —número 17.288— en su artículo 18 indica, textualmente, que “no podrán iniciarse trabajos para construir monumentos o para colocar objetos de carácter conmemorativo, sin que previamente el interesado presente los planos y bocetos de la obra en proyecto al Consejo de Monumentos Nacionales y sólo podrán realizarse estos trabajos una vez aprobados por el Consejo, sin perjuicio de las disposiciones legales vigentes”. Lo que faltaría definir, en este caso, es definir quién es el “interesado” en levantar el monumento, razón por la cual el CMN solicitó una reunión con la alcaldesa de Recoleta, Sol Letelier.

La jefa comunal sostuvo esta mañana que el proyecto de la estatua —cuya inauguración sería en abril de 2010— se encuentra en una etapa de “preadjudicación”, lo que significa que “para que nosotros lo aprobemos completamente es necesario que se presente toda la documentación necesaria. Si entre esos papeles la ley dice que debe venir un visto bueno del Consejo de Monumentos, entonces tendrá que venir”.

Pasado este mediodía la Universidad San Sebastián emitió un comunicado en el que indica que se han seguido y se seguirán todos los conductos regulares definidos por el municipio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...