Estar bautizado no supone ser católico, según la propia Iglesia

Respuesta del Arzobispado de Madrid a la petición de una mujer que desea apostatar

El bautismo “ni significa, ni es prueba, ni prejuzga las creencias posteriores de las personas bautizadas”. Así de claro lo reconoce el Arzobispado de Madrid en una carta remitida a una mujer que inició los trámites de apostasía. Distintas organizaciones han denunciado en reiteradas ocasiones que estos datos son utilizados por la Iglesia Católica para obtener las ayudas extraordinarias que no recibe a través de la Declaración de la Renta.

Según consta en la carta remitida por el Arzobispado de Madrid a la apóstata “los asientos o partidas de bautismo responden al hecho de la administración del bautismo, hecho histórico, pero que, en absoluto, significa, ni es prueba, ni prejuzga las creencias posteriores de las personas bautizadas”.

Además, en la misiva se informa de que en los archivos del Arzobispado “tampoco existe registro de católicos del que poder dar de alta o baja”, aunque en ocasiones anteriores algunos Arzobispados habían advertido a los apóstatas que no podían eliminar sus nombres de la hoja parroquial porque existían otros católicos en la misma.

La misiva, firmada por el secretario de la Vicaría General del Arzobispado de Madrid, es la respuesta que recibió María José tras presentar en octubre del año pasado su “voluntad de ruptura con la Iglesia Católica”.

Según datos de la Conferencia Episcopal Española, el 94 por ciento de los españoles está bautizado, aunque sólo el 77 por ciento de la población se declara católica (CIS, enero 2006).

La Iglesia reconoce que estar bautizado no significa ser católico

EL PLURAL.COM 24-07-2006

La Iglesia católica admite que no puede considerar realmente como católicas a todas las personas que han sido bautizadas. En una carta remitida por el Arzobispado de Madrid a una mujer que inició los trámites de apostasía se afirma que el bautismo “ni significa, ni es prueba, ni prejuzga las creencias posteriores de las personas bautizadas”.

La frase rompe claramente un argumento utilizado reiteradamente por la jerarquía eclesial española para defender la existencia de las ayudas económicas estatales que no recibe a través de la Declaración de la Renta.

“No hay registro de católicos”
La carta ha salido precisamente de la archidiócesis que dirige Antonio Maria Rouco Varela, aunque está firmada por el secretario de la Vicaría General del Arzobispado. En respuesta a Maria José, una ciudadana que el mes de octubre pasado expresó su “voluntad de ruptura con la Iglesia Católica”, la misiva apunta que en los archivos del Arzobispado “tampoco existe registro de católicos del que poder dar de alta o baja”, un argumento que choca con la contestación enviada en otras diócesis españolas a los apostatas a quienes se les indicaba que no podían eliminar sus nombres de los libros parroquiales porque “existían otros católicos” en el mismo.

Bautizados, casi todos. Católicos, menos
Según datos de la Conferencia Episcopal Española, el 94 por ciento de los españoles está bautizado. Sin embargo, según un sondeo del CIS de enero de este año, el porcentaje de la población que se declara católico se queda en el 77 por ciento.

Apóstatas tras la visita papal
Se da la circunstancia de que la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia el primer fin de semana a Valencia provocó que 1.500 valencianos presentaran ante el Arzobispado de Valencia su petición de apostasía, reclamando que sus nombres desaparecieran del registro de la Iglesia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...