Estancadas las negociaciones en caso Nueva Jerusalén; edil de Turicato duda del inicio de clases

`Sinceramente no creo que empiecen las clases de los niños de la Nueva Jerusalén en La Injertada, todo sigue igual´, dijo el presidente municipal de Turicato Salvador Barrera Medrano, luego de que las negociaciones con las autoridades estatales, las cuales dice, siguen estancadas, sin novedades hasta hoy.

“No creo que vaya haber clases, no veo cómo”, recalcó el edil de extracción perredista quien aseguró que hoy domingo aún no ha habido ningún acuerdo distinto a lo ya señalado. Los niños “disidentes o laicos” no acudirán a la comunidad de La Injertada a tomar clases.

En ese sentido, el presidente municipal considera que una salida pronta y momentánea sería que se aceptara la propuesta de la comunidad de La Injertada que ofrece el gobierno del estado con el fin de evitar enfrentamientos o hasta conflictos mayores que pongan en riesgo la vida de personas.

Dijo que separar a los dos grupos sería a corto plazo y no se trata de desterrar a los “laicos”, sino simplemente, separarlos para evitar más problemas en lo posterior y que los niños finalmente tomen clases.

Señaló que en La Ermita hay dos grupos enfrentados, uno fanático religioso y otro que está en contra de ello, pero descartó que se trate de priístas contra perredistas o grupos que buscan cotos de poder, como se ha manejado.

Salvador Barrera en entrevista telefónica dijo que ninguno de los acuerdos que se tomen para establecer una convivencia pacífica deberán ser tomados como si se tratara de una victoria para un grupo sino para la comunidad en general.

Respecto a las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia Estatal (PGJE) sobre la destrucción de las aulas el pasado 7 de julio por el grupo religioso, dijo por tratarse de un delito consumado debe haber responsables que tendrán que ser aprehendidos.

En la Nueva Jerusalén no ha iniciado el ciclo escolar, luego de que las escuelas de la comunidad religiosa fueron destruidas desde el pasado 7 de julio por el grupo religioso.

Antes de iniciar clases el gobierno del estado ofreció como alternativa que los niños afectados tomaran clases en la comunidad La Injertada ubicada a unos 20 minutos a pie de la Nueva Jerusalén, propuesta rechazada tajantemente por el grupo disidente o laico.

Construcción de aulas móviles en La Injertada. A decir de las autoridades estatales se prevé que el martes más tardar inicie el ciclo escolar.

Archivos de imagen relacionados

  • Nueva Jerusalen escuelas Injertada
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...