¿Estamos viendo el fin de la religión?

Jesús nunca fundó religión ni iglesias, eso lo hicieron sus apóstoles, utilizando para ello si figura pero no su doctrina y por esa razón desde su nacimiento distorsionaron su objetivo. El emperador Constantino fue un perseguidor de los promotores de esa religión y cuando se percató de lo carca que estaba la caída de su imperio, buscó refugio en los cristianos.  Fue en el año 325 de la era cristiana, cuando el emperador enfermo oficializó el cristianismo dando todos los beneficios imperiales y siendo una parte importante de los Estados.

La iglesia hizo suya un grupo de mentiras que les son fundamentales para sostenerse, como lo expone el autor mexicano Pepe Rodríguez, y que son asimiladas como verdaderas por los cristianos en todo el mundo.

Privilegios que todavía hoy disfruta, siendo su sede principal un Estado dentro de la sociedad italiana y cuyo jefe es el Papa, quien tiene a su favor todos los poderes que acumulan los presidentes de todos los países.

El cristianismo nació con esos vicios, y durante miles de años estuvo funcionando sin ningún cuestionamiento público y sus principales figuras se convirtieron en cómplices de las más terribles atrocidades que ha sufrido la humanidad.

El Estado vaticano se alió durante miles de años a Reyes y Monarcas para ser parte de la podredumbre que ha azotado a la humanidad, respaldando guerras, entre ellas las cruzadas y la inquisición para terminar con todo el que no fuera su aliado.

Las guerras más grandes que ha sufrido la humanidad han sido religiosas y los métodos de torturas más despiadados se han cometidos amparados en un fanatismo religioso.

Los gobiernos que dirigen los destinos del mundo, primero se arrodillan ante la iglesia, a la cual garantizan todos los recursos necesarios para alimentar una burocracia inoperante y embrutecedora.

Recordamos a Domingo Faustino Sarmiento, cuando decía que luego del descubrimiento del Nuevo mundo, 1492, la jerarquía cristiana asumió el postulado de construir más iglesias y no escuelas porque a la población indígenas había que enseñarle a rezar y no a pensar, lo cual no ha cambiado mucho desde entonces.

Los papas contemporáneos que ha tenido la iglesia no han sido la excepción, todos han actuados siendo parte importante de los Estados que los sostienen, aunque algunas veces dejan ver que se preocupan por el bienestar de los humildes.

Durante muchos años la iglesia ocultó sus males internos, su podredumbre, su corrupción, las acciones de sus cardenales y sacerdotes, violadores de niños y niñas y que el Papa Francisco parece dispuesto a enfrentar.

La cultura Maya predijo una nueva era a partir del año 2012, muchos entendían que era el fin de la humanidad, pero desde 1992 se venía hablando de la llegada de la Era de Acuario, Era del Conocimiento, la cual definiría la llegada del siglo XXl.

Los expertos en la cultura Maya precisan que a partir del 21 de diciembre del año 2012, el mundo entraba en esa Era del Conocimiento donde nada quedaría oculto y gracias a las tecnologías aplicadas a la comunicación, el mundo se ha convertido en una aldea, lo que ante tomaba días, semanas y meses para conocerse, hoy en segundo, minutos y horas, la humanidad está enterada.

Lo que ocurre en la Iglesia Católica es de todo conocido, ya no se podía seguir ocultando el submundo que yace en su interior, de lo cual no escapa ni siquiera su sede principal, el Vaticano.

La corrupción rampante que se anida en el Vaticano, con el robo de dinero por parte de sus funcionarios, así como las violaciones de niños y niñas que se ha destapado en todo el mundo es para uno hacerse una sola pregunta ¿Y dónde está el poder de Dios?

La iglesia ha tenido que desembolsar miles de millones de dólares llegando incluso muchas diócesis a declararse en quiebra para atender a las demandas y pagar a las personas abusadas.

Todas esas violaciones cometidas por sacerdotes y sus superiores fueron ocultadas y los responsables eran trasladados a otras iglesias para que continuaran saciando sus aberraciones.

Decenas de ellos guardan prisión en diferentes cárceles del mundo, por el delito de violación, y hubo alguna autoridad eclesiástica que llegó a justificar esos abusos diciendo que “eran los niños que provocaban a los sacerdotes.

El actual Papa Francisco ha enfrentado con mucha responsabilidad esta corrupción, lo que preocupa a algunos sectores, en el entendido de que los afectados podrían atentar contra su figura.

La Era del Conocimiento le ha permitido a la humanidad conocer esa realidad que se anida en la iglesia Católica y salir de ese sueño que por tantos años le vendieron que ellos eran los sagrados.

Cuando uno observa que lo estas ocurriendo, se puede pensar que la presente generación va a asistir al fin de la religión, por lo menos en la forma actual, porque ya esa institución no soporta más podredumbre.

Creo que se acerca el tiempo en que la Iglesia Católica tendrá que asumir una profunda reforma, porque son miles y miles las personas que ya no creen en sus mentiras que les dieron origen.

Una verdad que nadie niega, es que las personas están despertando y ya no creen en todo lo que se le predica y más cuando las iglesias han convertidos a Dios en un lucrativo negocio, que les permite acumular grandes riquezas.

Lo que vivimos hoy es una guerra religiosa, unas 40 mil denominaciones religiosas andan por el mundo, vendiendo a Dios y a Jesús como una mercancía que se compra en el mercado.

Los religiosos de este tiempo deben entender que hoy no es metiendo miedo con el fin del mundo, con el infierno y con castigo divino que se llega al corazón de las personas, sino con la solidaridad.

La religión siempre se impuso en base al miedo, al engaño, pero esos tiempos pasaron y sus “inquisidores” modernos deben actualizarse porque sus sermones de hace miles de años están desfasados, ya que esa visión de la religión está llegando a su fin.

José Abreu

________

*Los artículos de opinión expresan la de su autor, sin que la publicación suponga que el Observatorio del Laicismo o Europa Laica compartan todo lo expresado en el mismo. Europa Laica expresa sus opiniones a través de sus comunicados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...