Estado laico: una prerrogativa constitucional

La diputada provincial Alicia Gutiérrez, invitada por el Instituto Laico de Estudios Contemporáneos (ILEC)

La diputada provincial Alicia Gutiérrez, invitada por el Instituto Laico de Estudios Contemporáneos (ILEC), participó de la conferencia "La necesidad de un Estado laico" realizada en Rosario, donde expuso sus argumentos a favor de avanzar en este sentido para garantizar los derechos y las libertades que establece la Constitución Nacional porque, como señaló, “la lucha por un Estado laico, no va en contra de nadie sino a favor de todos los seres humanos”.

Respecto a las diferentes lecturas sobre la Carta Magna, la legisladora reivindicó las recientes interpretaciones del artículo 19 realizadas por la jurisprudencia, que sostienen el señorío del hombre sobre su vida, su cuerpo, su identidad, su intimidad y sus creencias trascendentes, que en cuanto tales y en tanto no ofendan al orden, a la moral pública y no perjudiquen a un tercero gozan de la más amplia protección constitucional”. Sin embargo, objetó que la norma se refiere al hombre y omite decir “y la mujer” y nombra a Dios como único facultado para “juzgarnos”. “Deseo que la próxima reforma de la Carta Magna refleje una firme decisión política para que el Estado federal deje de sostener el culto católico ya que no solo nos subordina ideológicamente sino que le garantiza sustento económico”, sostuvo.

También hizo un repaso de los avances y retrocesos en el camino hacia el logro de un Estado laico producidos en diferentes momentos históricos. Los logros alcanzados en cada etapa, como la educación pública, laica y obligatoria, el registro y el matrimonio civil y el sufragio universal, entre otros, fueron automáticamente contrarrestados en los sucesivos golpes de Estado, momentos de la historia en que no solo se derogaban leyes a favor del laicismo, sino que en un marco de absoluta complicidad entre dictadores e iglesia, se otorgaron privilegios insospechados a capellanes y se incorporaron a cargos jerárquicos a las instituciones”. Y si bien el regreso e institucionalización de la democracia consiguió numerosas conquistas, como la eliminación de la obligatoriedad de los presidentes a profesar la religión católica,  las leyes de divorcio, de matrimonio igualitario y de identidad de género, no es un dato menor que aún el Estado respete como feriados nacionales días festivos religiosos y se siga subsidiando la educación confesional.

A nivel provincial, la diputada recordó la primera Ley de Matrimonio Civil en el país que fue impulsada por el gobierno de Nicasio Oroño, en 1867, y que disputó el monopolio de la celebración de los casamientos a la Iglesia Católica. Como Consecuencia del enfrentamiento con la institución eclesiástica, el gobernador fue obligado a renunciar y la normativa derogada. Los fundamentos de aquella época en contra del matrimonio civil, no distaban de los que en la actualidad escuchamos en contra del matrimonio igualitario”,reflexionó Gutiérrez.

En relación a los desafíos para lograr un Estado provincial laico mencionó, entre otras cuentas pendientes, la eliminación de la Constitución de Santa Fe de la religión católica, apostólica y romana como credo oficial. “Es por esto que debemos seguir luchando por un Estado Laico, que no nos someta a valores contrarios a nuestras convicciones”, concluyó la diputada.

Alicia Gutiérrez

Archivos de imagen relacionados

  • alicia-gutierrez
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...