Estado laico, igualdad y no discriminación

La mañana del Sábado 29 de Enero el Dr. Diego Valadés nos brindó el honor de compartir un café y apoyar nuestras reflexiones como activistas y profesionistas bajacalifornianas para la lucha por los Derechos Humanos, por lo que podemos decir fue una charla-entrevista que nos ayudó a clarificar posiciones, a enfocar nuestra argumentación, la cual queremos compartir.

La Federación Mexicana de Universitarias- Baja California encabezada por su servidora y la Red Iberoamericana Pro Derechos Humanos, representada en la charla por la joven activista Nancy Bonilla, hemos mantenido una permanente pugna por los derechos a la Igualdad y a la No Discriminación en el Estado.

En 2010, presentamos un Amicus Curie ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) referente a la acción de inconstitucionalidad 11/2009 interpuesta por la Procuraduría de Derechos Humanos y Protección Ciudadana del Estado de Baja California con la finalidad impugnar el artículo 7mo de la constitución local por vulnerar el derecho a la salud de las mujeres, entre otras violaciones a los derechos de las mujeres.

En el Amicus expusimos que el artículo 7mo al obligar al Estado a proteger la vida desde el momento de la fecundación, se producen graves violaciones a los derechos humanos de las mujeres, al derecho a la igualdad y a la no discriminación, al no reconocernos como iguales ante la ley y al discriminarnos por ser mujeres y tener la posibilidad de reproducirnos (no la obligación), entre otras varias violaciones a los derechos fundamentales. Finalmente, el 28 de Septiembre de 2011, la Suprema Corte desestimó la acción que defendía nuestros derechos y tendremos que promover acciones jurídicas para la defensa de nuestros derechos.

Al respecto, comentábamos con el Dr. Valadés que el Estado Laico es una condición necesaria para el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, por lo que las defensoras de derechos humanos buscamos que el artículo 7mo fuera modificado para quedar como estaba antes del 18 de Diciembre de 2008, día en el cual en una sesión de media noche se aprobó la reforma al artículo 7mo impulsada por el PES, PAN y PANAL. Buscábamos y buscamos el mejor de los escenarios para las bajacalifornianas que sería que la constitución protegiera el derecho a la igualdad entre las personas y el derecho a la libertad sexual. Expusimos brevemente la situación de 3 mujeres bajacalifornianas que defendemos por haber vivido un aborto y que sufren discriminación por parte del Estado y nos cuestionamos si la lucha por el Estado Laico retoma vigor en cuanto a importancia en estos tiempos clericales para las mujeres y la defensa de una vida digna y libre de violencia.

El doctor amablemente señaló que "la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha considerado que (la vida desde la concepción/fecundación)  no es una definición constitucional, lamentablemente no se tuvo la mayoría suficiente para declarar inconstitucional dicha norma".

Siguiendo el análisis del artículo 7mo de la constitución de Baja California que a pesar de ser la norma que regula las garantías individuales en el Estado y de discriminar a las mujeres al proteger la "vida", prohíbe los matrimonios entre personas del mismo sexo, discriminando por ende a todas las personas en Baja California que amen o deseen casarse con una persona de su mismo sexo, que pertenezcan a la diversidad sexual o la también autodenominada "comunidad LGTBTTI".

El asunto no queda en las injusticias que se generan con éste artículo: mujeres presas por vivir un aborto, mujeres extorsionadas por tener una menstruación abundante, parejas del mismo sexo que no pueden gozar del derecho a la seguridad, a la salud, a la reproducción asistida, la afectación va más allá. Al vulnerar el Estado Laico tan descaradamente se permiten situaciones como la más reciente, ver que el Gobernador de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán, acuda a la Suprema Corte con su homónimo de Jalisco a interponer una Controversia Constitucional para buscar impugnar los matrimonios del mismo sexo en el Distrito Federal alegando perjuicio al Estado de BC al: "tener que reconocer una figura jurídica que va en contra de la esencia del matrimonio que es la procreación de hijos".

Afortunadamente las y los ministros (seis hombres y la Ministra Olga Sánchez Cordero) tuvieron a bien desestimar la Controversia presentada por nuestro gobernador, se rechazó por falta de interés jurídico, esto es, no le afecta al Estado ni a las y los gobernados; se argumentó además que darle seguimiento a dicha controversia sería discriminar a las parejas del mismo sexo, como lo hizo abiertamente y con presupuesto de nuestros impuestos, Osuna Millán. Ahora las parejas del mismo sexo que contraigan nupcias en la Ciudad de México podrán registrarse ante todas las instituciones del Estado y realizar los trámites para adquirir bienes, herencias y demás como un matrimonio.

El notable jurista, al respecto, nos confirmó que "existe ya un criterio de la SCJN que ha establecido la plena libertad de todas las personas de contraer matrimonio independientemente de su sexo, con motivo de la reforma que se llevó a cabo en la Ciudad de México".

Las organizaciones que acudimos a la charla-entrevista, nos hemos dado a la tarea difundir los Principios de Yogyakarta del Sistema Universal de Derechos Humanos que, de inicio, reconocen las violaciones sistemáticas a los derechos humanos que tienen como móvil la orientación sexual e identidad sexo-genérica, es decir, exponen que hay que poner un alto a la homo-lesbofobia; estos, establecen una serie de principios legales y mecanismos para actuar ante dichas vejaciones.

Muchas de las violaciones a los derechos de las mujeres y de las personas de la diversidad sexual tienen como base una vulneración directa al Estado Laico por ser clericales, se basan en considerar "contra-natura", amoral o inmoral a toda acción de libertad sexual y derecho al cuerpo.

Fue clarificador para nosotras este encuentro con el Dr. Diego Valadés, nos consta que ha sido un hombre que ha apoyado la lucha por los Derechos Humanos de las Mujeres, la muestra es que hoy nos apoya con estas reflexiones sobre la inminencia de defender la laicidad del Estado, la secularización urgente y la necesidad de estar pendientes a las reformas constitucionales en ésta materia. Hablamos además del artículo 24 constitucional y estaremos presentando un trabajo académico al respecto en diversos foros en Baja California.

Para finalizar, citaremos lo que nos comentó el eminente jurista respecto a la laicidad y la salud sexual y reproductiva:

"… queda todavía una asignatura por abordar  que es una reforma al artículo 4to para que se incorporen los Derechos Sexuales y Reproductivos, la falta  de reconocimiento constitucional ha dado lugar, entre otras cosas, a esta actividad contraria al Estado secular, contraria a los derechos de las mujeres contraria los derechos de igualdad entre las personas independientemente de su preferencia sexual.

Estoy seguro de que la sociedad mexicana ha conocido estos casos está siendo consciente de lo que representa para el Estado secular que progresivamente aumentará el número de personas que son favorables a temas de carácter liberal positivo, positivo favorable por ende al poder secular pleno en México."

Es claro, para que las mujeres y la diversidad sexual logremos un pleno ejercicio de nuestros derechos habremos de litigar en las Cortes, educar en las aulas, difundir en los medios y discutir en comunidad la urgencia del respeto a los Derechos a la Igualdad y a la No Discriminación en el Estado por parte de la comunidad pero de manera urgente por parte de nuestro Gobierno.

Mtra. Meritxell Calderón Vargas

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...