Estado Islámico en Irak y el Levante

Estos días está especialmente en el candelero el Estado Islámico en Irak y el Levante, una organización conocida por sus siglas en árabe, Daash, y en inglés, ISIS.

Daash es un grupo sunní radical que se fundó en Irak poco después de la invasión americana de 2003 y está afiliada a Al Qaeda.

Una parte de sus miembros son yihadistas internacionales, principalmente árabes, pero también europeos, especialmente chechenos.

Desde su establecimiento ha combatido a los americanos, pero tanto o más que contra los americanos ha combatido contra los chiíes, en Irak y en cualquier lugar donde haya encontrado chiíes, principalmente en Siria y Líbano.

La gran aspiración de Daash es establecer un estado islámico en algún lugar del planeta donde pueda aplicar la sharia sin restricciones.

Han visto la oportunidad que les brinda Siria e Irak y no la quieren desaprovechar. En Irak controlan desde el pasado viernes las ciudades de Faluya y Ramadi, que están sitiadas por el ejército.

Daash cuenta con el apoyo de muchos sunníes en esas dos ciudades, gente que considera que el gobierno chií de Bagdad la discrimina.

La organización recibe ayuda militar de los benefactores que tiene en la península arábiga. El lunes el gobierno de Bagdad dijo que Daash está introduciendo armas de origen saudí desde Siria.

Los saudíes no quieren en su territorio a este tipo de organizaciones, pero no les importa que actúen en el exterior, e incluso las promueven, especialmente si, como Daash, obran sin remordimientos contra los chiíes.

Paralelamente, en Siria está enfrentándose a otras organizaciones insurgentes que han decidido luchar contra Daash. Desde el viernes se han registrado cientos de muertes en estos choques.

La lucha contra Daash en Siria y en Irak está apadrinada por Estados Unidos. Washington invadió en 2003 Irak y en 2011 impulsó la revuelta contra el régimen de Damasco, pero ahora ve que uno de los efectos colaterales es el resurgimiento del islamismo radical, lo cual se debía haber previsto con antelación.

En cualquier caso, la lucha de estos días no llevará a la desaparición del yihadismo. El yihadismo vive un momento de esplendor y los grupos yihadistas en Siria y en Irak son muy numerosos y no van a desvanecerse de la noche a la mañana.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...