Esquerra Unida propone que À Punt, la televisión pública valenciana, deje de retransmitir misas

La diputada de Esquerra Unida (EUPV) y portavoz adjunta del grupo de Unides Podem en Las Cortes de Valencia, Estefania Blanes, ha registrado una iniciativa en la que insta al Consell Rector de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) a suspender las retransmisiones de misas católicas por À Punt.

En un comunicado, Blanes ha recordado que esas retransmisiones se iniciaron “apelando al servicio público de la cadena en base a la imposibilidad de que los creyentes pudieran acudir a las iglesias durante el confinamiento”.

Pero ahora, ha agregado, una vez finalizado “no tiene ningún sentido que se sigan retransmitiendo por el canal público de todas las valencianas y todos los valencianos ceremonias de culto religioso”.

En su proposición no de ley (PNL), la parlamentaria subraya que las retransmisiones incumplen el libro de estilo de la cadena, en el que se habla de “laicidad y pluralismo religioso” y se apela al principio de aconfesionalidad que debe observar el contenido de la cadena, indicando que la difusión de liturgias se debe justificar en función a su arraigo social y por formar parte del patrimonio cultural y tradicional, pero nunca por criterios de religión.

“En este caso no hay otro criterio que el religioso, por lo tanto tenemos que reclamar al ente que cumpla con su propio libro de estilo”, ha insistido Blanes, que va más allá y señala que con la retransmisión del culto católico se podría incluso incumplir la Ley del Servicio Público de Radiodifusión y Televisión Autonómica.

Alude a que en su artículo 5 establece que, entre los principios que deben observarse en la prestación del servicio, la radio y televisión valencianas deberán garantizar el principio de igualdad afectiva entre hombres y mujeres, así como velar por la transmisión de una imagen igualitaria, plural y no estereotipada de mujeres y hombres en la sociedad y promoverla.

Para Blanes “algunos de los mensajes que lanzan determinados jerarcas y portavoces de la iglesia católica son un claro atentado contra este principio de igualdad entre mujeres y hombres”. “Hemos tenido que escuchar a obispos que, incluso, se han atrevido a defender la violencia machista. No estamos dispuestas a ceder una ventana en la televisión pública a una institución que no tiene ningún miramiento para descalificar a los migrantes, insultar a las personas del colectivo LGTBI o incluso denigrar a ciudadanos por no compartir sus preferencias políticas”, ha advertido.

La diputada ha explicado también que la petición para suspender la retransmisión de misas es compartida por muchos ciudadanos, entre los que se encuentra la organización Valencia Laica, y ha señalado que tiene constancia de que “mucha gente hizo llegar al Consejo de la Ciudadanía sus quejas y que este se vio obligado a contestar y advertir que las misas eran una medida excepcional dada la situación y la imposibilidad de algunas personas de asistir presencialmente a la iglesia”.

“Ahora, pues, sin restricciones de movilidad, estamos convencidas de que sería un error para la propia credibilidad de la radiotelevisión pública que finalmente se quedaran en la parrilla permanentemente estas retransmisiones”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...