España es uno de los cuatro países europeos donde más ha disminuido la afiliación religiosa

El 92% de españoles declara que es bautizado como cristiano, pero sólo el 66% de los adultos continúan sintiéndose afiliados a esta religión, según un informe del Pew Research Global
Existe una división clara entre los países de la Europa occidental y la Europa central y oriental, donde la religión continúa teniendo más influencia en la vida y la ideología de los ciudadanos

La Iglesia pierde fuelle en España. Al menos, su influencia en los ciudadanos. Así lo constata un informe realizado por Pew Research Global [que se puede consultar en este enlace] que refleja que cada vez menos españoles están afiliados al cristianismo. La mayoría de ellos continúan siendo criados y educados bajo sus preceptos, concretamente, el 92%. Sin embargo, una vez han alcanzado la edad adulta, se alejan de ellos: sólo un 66% declara vivir en el cristianismo, es decir, un 26% lo abandona.

Ver imagen en Twitter
España se sitúa así entre los cuatro países en los que más terreno ha perdido la religión junto a Bélgica, Noruega y Holanda. Sin embargo, resulta llamativo observar que, según el mismo estudio –que se ha realizado mediante una encuesta a 56.000 adultos de 34 países europeos entre 2015 y 2017–, nuestro país también está entre los cuatro –junto a Polonia, Grecia y Portugal– con más porcentaje de ciudadanos criados en la religión.

 

Seguir leyendo en InfoLibre

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...